Cómo ser ecofriendly en la cocina

1.6.15

Cocina ecologica, cocina sostenible, cocina ecofriendly, productos ecologicos, productos locales,
Fuente. Flickr




Hoy os voy a hablar de la cocina sostenible (o ecofriendly), algo que nuestras abuelas hacían sin ponerle la etiqueta de “sostenible” y que se ha ido perdiendo con los años.

Comprar en las tiendas de barrio, en el mercado, llevar la cesta de la compra de casa, cocinar con productos de temporada...son cosas que hace años se hacían sin pensar y que se han ido perdiendo con el tiempo, por las prisas y la gran cantidad de productos que han aparecido en estos últimos años.

Nosotros proponemos una vida y una cocina más slow ¡Esperamos que te gusten nuestros consejos!


¿Qué es la cocina sostenible?


La cocina sostenible busca conocer el origen de los alimentos que vamos a cocinar y sus consecuencias para la salud, para la sociedad, medio ambiente y economía. ¿Qué pasos tienes que seguir para ser sostenible en la cocina?

Primer paso.
Saber de donde provienen los alimentos, dónde y cómo se han cultivado, si vienen de muy lejos, si han sufrido alguna transformación hasta llegar al punto de venta. 

Segundo paso.
La cocina sostenible aprovecha las nuevas tecnología para ahorrar energía, agua y producir una cantidad mínima de residuos.

Cocina ecologica, cocina sostenible, cocina ecofriendly, productos ecologicos, productos locales,

10 consejos para ser más sostenible en la cocina


1. Comprar productos de calidad a buen precio, un alimento caro no es sostenible porque no está al alcance de la mayoría. La clave está en equilibrar la dieta de manera que no tengamos que gastar
mucho dinero en carne. Los lunes sin carne son una buena idea para ahorrar y para ser más respetuosos con el medio ambiente, porque las vacas también afectan al cambio climático.

2. Elegir productos de temporada, algo que se dejó de hacer con la llegada de la conservación en frío. Pero... ¿Por qué son mejores los alimentos de temporada? Son más sanos, ya que se cultivan respetando su calendario natural, son más baratos porque la disponibilidad en las tiendas es mayor. Y son más ecológicos, ya que entre otras cosas, se reduce el gasto energético al minimizar la necesidad de transporte, distribución y almacenaje.

3. Las conservas nos pueden sacar de muchos apuros, con ellas podemos tomar alimentos fuera de temporada. Tanto compradas, como hechas en casa, pueden ser una muy buena opción para tomar alimentos económicos y de buena calidad.

4. ¡Hay que sacarle el polvo a los libros de cocina! Con ellos podemos sacarle mucho más partido a los alimentos. ¿Sabíais que la dieta mediterránea, junto con la mexicana y la francesa son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO?

Cocina ecologica, cocina sostenible, cocina ecofriendly, productos ecologicos, productos locales,



5. No te compliques la vida con los aparatos de cocina. ¿Quién no tiene una licuadora olvidada en el fondo del armario? ¿O una máquina para hacer cupcakes? Unas sartenes y cazuelas de calidad, una olla express y un buen cuchillo es todo lo que necesitas para cocinar la mayoría de los platos. 

6.  No desperdicies nada. ¡La comida no se tira! Con los restos de comida siempre se puede hacer algo, solo hay que ser creativo: pudín con pan duro, cakepops con restos de bizcocho y como no, las croquetas. 

7. ¡Recicla el aceite de freír! Si no tienes suerte de tener contenedores de reciclaje de aceite en el lugar en el que vives, tienes la opción de empapar el aceite en papel viejo o arena y tirarlo al cubo de restos orgánicos. Otra opción: hacer jabón con los restos de aceite usado.

8. Ahorra energía: cocina en una olla express, corta los alimentos en trozos pequeños para que se cocinen antes, no abras la puerta del horno antes de tiempo o apaga la vitrocerámica un poco antes para que se siga cocinando con el calor residual.


Cocina ecologica, cocina sostenible, cocina ecofriendly, productos ecologicos, productos locales,


9. ¿Lavavajillas o lavar a mano? este es un tema polémico, un grifo de cocina puede gastar unos 9 - 10 litros de agua por minuto y un lavavajillas de clase A+++ 10 litros por lavado. Así que, aunque el lavavajillas también gaste electricidad, el gasto de agua es mucho menor.

10. Limpieza ecológica. Con jabón de Castilla, bicarbonato, vinagre blanco y limón puedes limpiar tu cocina, desatascar el sumidero, limpiar la vajilla y mucho más! 



Y para terminar, ser sostenible en la cocina no es blanco o negro, sino gris. Se puede ser más o menos sostenible. No es necesario serlo al 100%, con pequeños gestos se puede hacer mucho.



Y vosotros...¿Qué hacéis para ser más sostenibles en la cocina?


- Rut

20 comentarios :

  1. Lo de tener "poca cacharrada" lo aprendí en la repostería, cuando empecé hace tres años tenía la necesidad de comprarme absolutamente todo lo que encontraba, y al final me hice con un montón de sprinkles que acabaron caducados... Ahora tengo lo necesario, me falta algún molde de Nordic Ware para completar... pero ya. Y en la cocina igual, compramos unas sartenes de las antiguas, porque las que teníamos, eran de cerámica y a los dos días se quedaron horribles. Es mejor tener menos y de calidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, con la repostería es tentador...porque hay unos moldes chulísimos, mangas pasteleras, etc Yo soy bastante rústica, asi que con unos moldes básicos de bizcocho me las apaño! ;)

      Eliminar
  2. A mí me encanta cuando hay verduras en la huerta listas para coger y preparar algo con ellas. Todos los años plantamos tomates, pimientos, cebollas, calabaza, lechugas, rábanos, habas, alcachofas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros solemos plantar tomates, patatas, cebollas...y a mi lo que más me gustan son los tomates fresquitos de la huerta! :)

      Eliminar
  3. Gran post!!! Nuestra casa es el mejor lugar para actuar y ser sostenibles y nuestra cocina es nuestro bastión!! Un besote!! De ahí "hasta el infinito y más allá" ;)

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el comentario EYWANATURA! si, yo creo que hay que empezar por nosotros y poco a poco podemos hacer mucho. Como dice la frase: piensa globalmente actúa localmente ;)

    ResponderEliminar
  5. Grandes consejos!! Pequeñas cosas que podemos cambiar sí tenemos consciencia sobre ellas. Aunque reconozco que yo sí uso mucho los robots de cocina...para licuar, cocinar al vapor, hacer cremas... Me da menos pereza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Si los usas todo bien! el problema es cuando los vamos acumulando sin ton ni son ;)
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Unos pasos muy fáciles de seguir. Como se dice por ahí "tienes que ser el cambio que quieres ver en el mundo" así que empezar desde casa es el primer paso. Yo seguiré fregando a mano porque no tengo lavavajillas (y aún así, creo yo que acabaría antes haciéndolo), pero por lo demás intento ajustarme a esas medidas.

    Por suerte tengo dónde reciclar el aceite, pero me ha parecido una idea súper original la que proponéis, voy a buscar recetas de jabón casero con aceite usado...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen!
      Yo también friego a mano...pero no me importaría tener lavavajillas... ;) Sobre todo por la pérdida de tiempo...
      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Me encantan vuestros consejos! en mi familia como mi padre tiene un huerto pequeño, en épocas de según que frutas y verduras hacemos conservas, congelamos... Cuando hay albaricoques no damos abasto comiendo, pues hago mermelada para todo el año, es la que más nos gusta. Con las habas, las desgranamos y las congelamos para el resto del año.

    Si compro conservas me gustan más de productores locales, las de verduras murcianas me encantan, y si es posible, de mi pueblo.

    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen!! Mis padres también tienen un huerto pequeñito y en verano nos encanta tomar lo tomates recién cogidos ;) Y las conservas también las compramos de aquí, en Galicia tenemos un montón de conservas muy ricas!
      Un abrazo!!

      Eliminar
  8. Me ha encantado eso de ser gris, ser sostenible en la medida que puedas, pero siempre siéndolo algo. Creo que es el punto de vista acertado sobre el asunto. A veces podemos tener tentaciones de pensar: como no puedo hacer esto o lo otro, entonces mejor no hago nada. Ya será sostenible cuando pueda serlo al 100%.. pero es un punto de vista muy equivocado.

    Gracias por este artículo, Rut.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irene!
      Si, es algo que nos gusta recalcar, que por poco que hagas ya es algo. Además, ser ecológico o sostenible al 100% muchas veces no está al alcance de todos :)
      Un abrazo!

      Eliminar
  9. Como me gustan estos post, siempre demostráis que todo es más sencillo de lo que parece. En casa intentamos ser tan sostenibles como nos es posible, y seguimos buscando alternativas eco en nuestro día a día. Con blogs como el vuestro seguro que motiváis a muchas más personas a implicarse y ver que sólo hay que tener ganas de poner su granito de arena. Feliz semana!
    Y, desde luego, es volver a la cocina de nuestras abuelas a la sabiduría de siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ruth!
      Gracias por tu comentario!
      Sí, si volviésemos un poco a lo de antes, aunque sólo fuera un poco, todo iría mejor ;)
      Un abrazo!

      Eliminar
  10. Dicen que lo de antes era mas difícil.. que va, ustedes están recordandonos que era más sano, natural y ahora, descubrimos que era sostenible¡¡ gracias¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Sí! antes éramos mucho más sostenibles...a ver si conseguimos volver a eso!
      Un abrazo!

      Eliminar

Proudly designed by | mlekoshiPlayground |