Este es un post hecho a medias con mi padre, que está haciendo un curso de reconocimiento y cocina con plantas silvestres (impartido por Patricia Puga y César Lema).

Una receta que hemos probado es la crema de ortigas. Que así a primera vista da un poco de miedo, pero al final me he hecho fan porque está muy buena, con un sabor muy parecido al de la acelga o la espinaca.

Las ortigas son esas plantas a las que se le pone el sobrenombre de “malas hierbas”, pero son muy nutritivas se digieren fácilmente, son ricas en calcio, magnesio, hierro, potasio, fósforo, manganeso, sílice, yodo, sodio y azufre. También son una buena fuente de vitamina C y vitaminas del complejo B.

Crema de ortigas

El único problema es que para recolectarlas, tienes que llevar unos guantes de goma o cuero para que no te piquen. Algunas personas dicen que si no respiran no les pican, otras que si se las cogen de abajo hacia arriba tampoco, pero bueno, yo te recomiendo que te pongas unos guantes.
Crema de ortigas

Así que protégete bien y cuando vayas de paseo al campo recolecta los brotes más tiernos de ortiga, aproximadamente calcula un cuenco por cada dos personas.

Ingredientes  (para 2 personas)

Crema de ortigas
Para hacer la crema necesitas: un bol de ortigas frescas, 2 patatas, 1 cebolla, sal y aceite de oliva

Cómo se hace la crema de ortigas

Limpia las ortigas con agua y vinagre, no te olvides de ponerte guantes!

Cuece las patatas en una olla con abundante agua con sal. Cuando estén a medio cocer (pasados unos 10 minutos) añade las ortigas y deja hervir unos minutos, hasta que las patatas estén, ya que las ortigas no necesitan mucho tiempo de cocción.

Mientras, pica muy fina la cebolla que pocharás a fuego muy lento, para que quede caramelizada, para darle un sabor especial a la crema.

Crema de ortigas
Una vez caramelizada la cebolla, añadimos la patata y las ortigas a la sartén. No tires el caldo. Rehoga todo durante unos minutos.

A continuación, traslada esta mezcla a la cazuela, añade un poco de caldo y tritura con la batidora. Según el gusto de cada uno le añadiremos más o menos caldo. Y ya tienes lista la crema de ortigas!

Crema de ortigas

¿Te atreves a hacer alguna receta con ortigas? ¿Conoces alguna otra?

Rut y José Luis

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

14 Comentarios

  1. Si que tiene muy buena pinta. Yo he probado el risotto de ortigas en un restaurante, no me he atrevido todavía a cocinar con ellas pero estaba riquísimo.

    Un beso

  2. He oído muchas veces recetas con ortiga pero nunca me he atrevido. Pero ahora viendo la receta me dan ganas de salir al campo y coger una pocas para preparar la crema. Y el plato de risotto con ortigas que comenta Albahaca fresca no me importaría probarlo 😛

    Un beso

  3. Que chuuuuuli!!! Jooo…gracias por ese post tan bonito de una de mis recetas!! Las fotos han quedado preciosas!! Y está todo tan bien explicaditoooo, habéis seguido la receta alnpie de la letra..que riquiiiños. Me encanta cuando dices lo de la cebollita caramelizada, menudo alumno mas aplicado, da gusto dar clase a gente tan receptiva. Gracias por mandarme el enlce

  4. Nunca la he probado, pero ya sabía todas las propiedades que tiene… una amiga estuvo en Irlanda y allí la preparan mucho, y me contó lo rica que está.
    Que bien compartir esto con tu padre, genial practicar la salud en familia 🙂 Besitos!!

  5. Que pinta más rica! La compartiré con mi suegro que tiene un huerto y se hace ensaladas de las "malas hierbas" que le van creciendo mientras nos explica que hay que aprovecharlo todo jejeje
    Muchas gracias por esta súper receta, un beso!

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: