“España se queda sin pescado”, leí este titular hace unos días en un periódico y no entendí la noticia hasta que me puse a leer un poco más sobre el tema.

España es el tercer país europeo que más pescado consume (42 kg por persona y año), por detrás de Portugal (56 kg) y Lituania (43 kg). ¿Habías pensado en la cantidad de kilos de pescado que comemos? Yo no.

Te voy a explicar de dónde viene ese titular y porqué a estas alturas ya nos hemos quedado sin pescado en España y en gran parte de la Unión Europea.

El pescado, no tan sano

Nos quedamos sin pescado
Imagen: Unsplash

El consumo de pescado siempre ha estado relacionado con la salud, con la vida sana y con la dieta mediterránea. Esto sigue siendo así, pero desde hace unos años, el pescado ya no es tan sano si no se consume el adecuado.

Te recomiendo que veas el documental de Documentos TV “Pescado no tan sano” y te darás cuenta de lo que te hablo. 

Este aumento del consumo de pescado ha hecho que incremente a nivel mundial la acuicultura, que no tiene porqué ser mala si las prácticas utilizadas fueran las correctas. Por ejemplo, el salmón que consumimos, viene mayoritariamente de granjas en Noruega donde a parte de ser tratados con gran cantidad de medicamentos, son alimentados con pienso con altas concentraciones de contaminantes. He de confesar, que después de ver este documental ya no como salmón…A no ser que sea salvaje 100%.

Pero a parte de casos puntuales, el pescado es muy sano, sobre todo si son pescados pequeños y si son capturados de manera sostenible. Poco a poco el sello de pesca sostenible (MSC) se ve cada vez más.   


¿Por qué nos hemos quedado sin pescado?


Desde hace 7 años, la organización New Economics Foundation (NEF) calcula los niveles de “pescado-dependencia” de la Unión Europea
y de cada uno de sus Estados miembros. Los países que producen más de lo que consumen son autosuficientes y los que consumen más de lo que producen son dependientes, es decir, dependen del pescado de otras zonas del planeta.

Por lo tanto, en España, si sólo pudiéramos abastecernos del pescado capturado por la flota española en aguas europeas, al ritmo de consumo actual, nos habríamos quedado sin pescado el 10 de mayo.

Hace unos 30 años, Europa podía auto abastecerse hasta septiembre-octubre, pero ahora sólo llega hasta principios de julio. ¿Por qué pasa esto? porque los caladeros de aguas europeas se han ido agotando poco a poco y las flotas han tenido que irse cada vez más lejos a pescar.

Ahora nos encontramos en un momento de impasse en el que los caladeros europeos han empezado a mejorar, gracias a las recomendaciones de los científicos y a que el consumo no ha aumentado más.

Nos quedamos sin pescado
Imagen: Unsplash

 

¿Qué puedes hacer para que esto deje de suceder?

  1. No comprar pezqueñines. Dejar que crezcan y se conviertan en fuente de riqueza, alimento y salud. Una pescadilla de 60 gr pesará 2 kg dentro de 2 años. Además, en un pez inmaduro la proporción de espinas, piel y vísceras es altísima respecto a un ejemplar adulto.

  2. Apostar por la pesca sostenible. Eco-etiquetas como la del MSC, organización sin ánimo de lucro que establece un estándar para la pesca sostenible. Las pesquerías son evaluadas por un equipo de expertos. En su web podemos encontrar todas las empresas adheridas o el listado de productos con esa eco-etiqueta.

  3. Mira la etiqueta del pescado, en ella puedes ver su nombre científico, su procedencia y si es salvaje o de acuicultura.

Puedes tener más información

¿Sabías que nos quedábamos sin pescado?

Rut

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

7 Comentarios

  1. Si el pescado está certificado tiene que estar visible el logo de MSC que puedes ver en su web (www.msc.org). También tienes un buscador para encontrar productos y empresas con esta certificación. 🙂 En España sobre todo hay conserveras con el sello MSC, pero poco a poco se están uniendo más 😉
    Un abrazo!

  2. No sé donde vi yo el otro día un reportaje sobre productos "eco", y me llamó la atención que el pescado salvaje no es nada eco, simplemente por los contaminantes que pueden contener debido a su hábitat. Los ecológicos los crían en piscifactorías donde, entre otras muchas cosas, cuidan la composición del agua. Curioso.

  3. No tenía ni idea. Pero si nos quedamos sin pescado, ¿por qué no reducimos nuestro consumo? Creo que es la solución más sencilla para poder seguir disfrutando de nuestros recursos, pero de vez en cuando.

    Gracias por descubrirnos tantas cosas chicas!

  4. Uy, ese reportaje era un poco sensacionalista…Claro que el pescado salvaje tiene contaminantes! Y sobre todo los pescados grandes. Pero si ves el documental que recomiendo entenderás a que tipo de acuicultura me refiero. Pero el salmón es el número uno en productos tóxicos (y no lo digo yo, lo dice la ciencia)….Y no todo el de acuicultura es malo 😉
    Besos!

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: