Hola! El martes me confundí y dije que el otoño empezaba ayer, ¡pero no! empieza hoy. Así que antes que nada ¡bienvenido otoño! A mi el verano me ha despedido con un resfriado bastante grande, este post lo estoy escribiendo desde la cama y por eso sale un poco más tarde… 😉

Hoy voy a tratar un tema polémico donde los haya. Varias amigas me han preguntado sobre los trasngénicos y yo no tengo una opinión clara al respecto. En la carrera de biología estudiamos genética y los transgénicos, pero nunca he encontrado algo que me diga que son malísimos al 100% o lo contrario.

¿Qué son los trasngénicos?

Según la RAE la definición de transgénico es:

Dicho de un organismo vivo: Que ha sido modificado mediante la adición de genes exógenos para lograr nuevas propiedades.

La información genética de un ser vivo se codifica en el ADN y la unidad básica del ADN es un gen, que contiene la información necesaria para producir una proteína. Todos los seres vivos tenemos la información genética organizada de la misma manera (plantas, animales…) y los científicos han aprendido a cortar esas hebras de ADN e introducir en medio un trozo de información genética de otro individuo.

Este tipo de selección genética se lleva haciendo desde hace mucho tiempo en agricultura seleccionando las variedades que dieran el fruto más grande o más sabroso se estaban seleccionando un conjunto de genes (sin saberlo). Pero hoy, con la genética molecular las técnicas son más precisas, es decir, “vamos al grano”. Por ejemplo, se puede seleccionar un gen que produce una determinada característica de una planta, extraerlo e introducirlo en el ADN de otro organismo.

En este vídeo, nos lo explican en poco más de un minuto:

La polémica de los transgenicos

Después de leer bastante información sobre transgénicos he llegado a algunas conclusiones sobre su daño a la salud o al medio ambiente:

1. Salud. En este punto hay mucha controversia, existen estudios que dicen que son igual de sanos que cualquier otro alimento y los hay que dicen lo contrario  (aumento de sensibilidad en personas alérgicas, subproductos tóxicos, cancerígenos, etc.).

  1. Medioambiente. En este punto he encontrado también controversia, pero menos. Los cultivos transgénicos están relacionados con una agricultura más intensiva que consume muchas cantidades de agua y petróleo, agricultura que está asociada a la deforestación, que aplican productos químicos que provocan emisiones de gases de efecto invernadero como N20 (óxido nitroso) y también perjudica a los pequeños agricultores y concentra el control de la agricultura en pocas manos.
    También han aparecido insectos resistentes a los pesticidas, lo que sería un problema para los agricultores.

Como puedes ver es un tema complicado. Unos estudios dicen una cosa, otros dicen otra. Mi conclusión es que como dice Greenpeace toda la agricultura se debería convertir en ecológica. Se producirían productos de mejor calidad, sin impacto para el medio ambiente y a lo mejor para la salud de las personas.

Así que desde Esturirafi como siempre te recomendamos que consumas productos de proximidad, si se han cultivado cerca de tu casa ¡mucho mejor! (o en tu huerta!) y si puedes consumir ecológico también, ya que aunque el tema de la salud no está del todo claro, un producto ecológico es menos perjudicial para el medio ambiente que uno que no lo es.

Más información:

Los cultivos transgénicos no son peores para la salud que los convencionales
Agricultura y transgénicos
Transgénicos: diez argumentos de los ecologistas que conviene cuestionar
Una vez más: no hay evidencias de que los transgénicos sean malos para la salud

¡Volvemos la semana que viene con más!

  • Rut
Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: