Este fin de semana tenemos que cambiar la hora. Sí, otra vez. En la noche del sábado al domingo a las 3:00 serán las 2:00. ¿Ventaja? Dormiremos una hora más. ¿Desventajas? Yo creo que muchas.

Además, a medida que he ido escribiendo el post he añadido más cosas…sí, porque aquí vivimos en un sitio “particular” respecto al horario. Por ejemplo, la primera vez que viajé desde Galicia a Italia, daba por echo que allí tenían que tener 1 hora más (¡estamos a más de 2000 km de distancia!), pero no, la hora era la misma, a pesar de que se notaba muchísimo la diferencia.

Así que en este post voy a hablar de la locura de horarios que tenemos en España: cambio de hora + huso horario incorrecto + horarios de vida irracionales.

Historia del cambio de hora

El horario de verano, también llamado tiempo de ahorro de luz (Daylight saving time o DST) es el horario que sigue la convención por la cual se adelantan los relojes en primavera para usar más la luz diurna. Estos relojes se retrasan de nuevo en otoño (que es lo que nos toca ahora).

La idea de cambiar la hora dos veces al año para aprovechar mejor las horas de luz surgió en el año 1905, cuando el constructor inglés William Willett se dio cuenta de que la mayoría de los británicos no disfrutaban de la mañana porque estaban durmiendo. Además a Willett, muy aficionado al golf, le fastidiaba acortar su recorrido cuando el crepúsculo se le echaba encima. No fue hasta el 15 de abril de 1918, cuando se reguló este cambio internacionalmente y se aprobó la aplicación del ‘horario de verano’ o Daylight Saving Time (DST) en todo el mundo.

En España todo fue mucho más caótico, ya que durante la Guerra Civil incluso hubo dos horarios diferentes en el país. Pero no fue hasta 1940 cuando adoptamos el GMT+1 (el horario de Berlín). En 1986 empezamos con el cambio de horario de verano y otoño.

Concluyendo, en España vivimos en la hora equivocada (y en Galicia más), ya que deberíamos tener la misma hora que Portugal, Reino Unido o Canarias.

Horarios (i)racionales

Unos dirán que en España tenemos horarios locos porque es “nuestra cultura fiestera” o que “somos así”, pero yo creo que no. Además del cambio de horario y de no estar en el huso horario que nos corresponde, ¡tenemos unos horarios de locos! 

De media, nos levantamos a las 7:00 y nos acostamos como muy temprano a las 00:00. Si dormimos 7 horas es un milagro (1 hora menos que la media europea). Además, el “maravilloso” horario partido que hace que una persona esté fuera de casa 12 horas, con 2 horas para comer. O los horarios comerciales interminables, provocados por horarios laborales interminables también.

¿Y la programación de la televisión? Telediarios que empiezan a las 21:00h, películas que empiezan casi a las 23:00h (un día de diario), programas en prime time a las 22:30, etc. Y menos mal que ahora tenemos televisión a la carta…

¿Y si adoptamos la hora de Londres?

¿Cómo nos afecta el caos de horarios?

Si sólo nos fijamos en el cambio de hora, los efectos sobre la salud dicen que son imperceptibles. Puede ser que los primeros días estemos un poco más dormidos, que debido a que hay menos horas de luz por la tarde estamos más apáticos, bajos de ánimos…Pero son pequeños detalles a los que nos vamos adaptando día a día.

Una ventaja del cambio de hora dicen que es el ahorro de energía. El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha dicho que el ahorro en iluminación puede llegar a ser del 5%, siempre que vaya acompañado de un “comportamiento racional” y el uso de “tecnologías de ahorro en iluminación”. Aunque son datos orientativos que no han cambiado desde hace más de 10 años. He de decir que yo enciendo las mismas luces y que no creo que en las grandes empresas apaguen alguna.

Si sumamos todos los factores de “descalabro horario” las desventajas son muchas. Por ejemplo, se dedican menos horas a la familia, al ocio, a hacer deporte, etc. Esto conlleva una peor salud mental y física. Además nos alimentamos peor. No descansamos bien, ya que dormir menos de 7 horas al día es malo para la salud (aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, ictus, estrés…).

 

Mis soluciones para el descalabro de horario en España

Dejar de cambiar la hora en verano y otoño.
Adoptar el huso horario que nos corresponde (Portugal, Reino Unido y Canarias).
Horarios de trabajo más racionales: de 9 a 18h por ejemplo y con una pausa para comer más pequeña. Lo ideal serían los horarios flexibles, evitando el “presentismo”, pero eso depende de cada tipo de trabajo.
Cambiar los horarios televisivos. Como el prime time o los telediarios.

Fórmula ideal: 8 horas de trabajo, 8 de descanso y 8 de ocio.

Fuentes:

El riesgo de trabajar mucho

¿Cómo ves el problema de los horarios? ¿Alguna solución?

– Rut

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

7 Comentarios

  1. Yo soy de Canarias y la verdad es que coincido en la increíble locura que lleva España con las horas. Son los 3 puntos importantes que nombraron en el artículo, que por cierto está chapó 😉 Primero: la locura de cambiar la hora y deprimirse a las 6 de la tarde. Segundo: la locura de no tener horas de ocio por la tarde para el deporte, la familia, etc. Tercero: la locura del prime time, que ya es a las 11 menos 20 ¿pero estamos todos locos?. Que si te vas a acostar a las 10.30 te sientes como un bebé porque las series ni han empezado!En Canarias vemos los telediarios a las 8 y el prime time a las 9:30, y sinceramente, ya sólo con eso, creo que la gente descansa mucho mejor. A ver si conseguimos parar esta locura, ¿conocen algún sitio dónde firmar?

  2. TVE intentó una temporada racionalizar los horarios suprimiendo el programa puente que hay entre el telediario y la serie/película/lo que sea que pongan de máxima audiencia, y hasta lo publicitaron con el argumento de los horarios razonables, pero la idea no triunfó. Igual que hay cadenas que emiten sus noticias antes de las 21h, pero no tienen tanta audiencia. Está claro que es más difícil cambiar las costumbres de la gente que eso.
    Aún así, con eso de no tener publicidad, sus series son las primeras en acabar, lo que hace que si tengo que elegir entre dos programas que me apetece ver en dos canales distintos, optó por ver el de tve y dejar el otro para ver por la web cuando me convenga.
    Aún así, todos los días me levanto con el propósito de "hoy me acuesto antes", y no hay manera… ����

  3. Si, lo de TVE lo había visto…Es una pena, pero tiene que ser algo general, en el que se pongan de acuerdo no sólo las televisiones, sino las empresas, comercios, etc. Complicado…
    Yo también digo eso todos los dias jejeje y nada
    Besos!

  4. Muy acertado tu post! Soy venezolana y desde año y medio trabajo con españoles en Londres, por otro lado he tenido que ir mucho a España y tengo amigos allá… y siempre he pensado que los españoles no duermen. Debe de tener algún pacto con el diablo jajaja, nunca están cansados y siempre están listos para la fiesta! Tampoco siento que se les note la falta de sueño, las mujeres siempre elegantes y guapas! Lo que me hace a mí sentirme como súper abuela, con sueño y cansada. Aunque ya después de un año los estoy alcanzando jajaja 🙂

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: