Desde que muchos supermercados empezaron a cobrar las bolsas de plástico, hay una “lucha” por vender las bolsas más verdes: reciclables, reutilizables, compostables, biodegradables…todo un lío de términos que huelen a greenwashing por todos los lados.

Aunque te recomendamos que lleves tus propias bolsas de tela o rafia de casa nos gusta hacer este tipo de post para dejar “las cosas claras”. Esperamos que dentro de muy poco las bolsas de plástico sean historia y un mal recuerdo, pero muy a nuestro pesar siguen estando ahí y es bueno estar informado.

Tipos de bolsas

Biodegradables. Son aquellas que están compuestas de fécula patata, maíz, etc.
Se descomponen (en 18 meses) en nutrientes y biomasa al estar en contacto con agua, aire o luz solar. Algunas están hechas de almidones mezclados con derivados del petróleo en las que se encuentran metales pesados como cadmio, plomo y berilio. Su fabricación requiere una cantidad similar o mayor de energía que las bolsas convencionales.

Compostables. Similares a las anteriores, pero con un tiempo menor de descomposición. Existen sellos que diferencian estas bolsas como el belga Ok Compost o Ok compost Home (para compostar en casa).

Degradable (u oxodegradable). Bolsas convencionales hechas de petróleo a las que se les ha añadido un aditivo que acelera su degradación al entrar en contacto con la luz o con el oxígeno.
Se desintegran en partículas sintéticas que permanecen en el entorno (igual que las bolsas convencionales).
A la izq. bolsa “reutilizable” y a la derecha una oxodegradable

Reutilizable “al menos 15 veces”. Bolsa tradicional de polietileno con un porcentaje de PET reciclado y un grosor mayor.

Son bolsas tradicionales sólo que más gruesas, utilizando la palabra “reutilizable” dan idea de “eco”, pero que no nos engañen (=greenwashing).
Reciclable. Son las bolsas convencionales de polietileno. Sólo el 10% se reciclan. El resto acaba incinerado emitiendo gases nocivos a la atmósfera o vuelan hasta acabar en ríos, mares…
Reutilizable. Dentro de este grupo entrarían las bolsas de “rafia” que venden algunos hipermercados, nylon, tela, etc. Estas sí que son las verdaderas “bolsas ecológicas”, aunque algunas también están fabricadas en plástico, estoy empezando a ver bolsas de tela en grandes superficies.

¿Dónde se tira cada una de las bolsas de plástico?

Aquí viene el problema. En el contenedor amarillo sólo se podrían tirar las reutilizables “al menos 15 veces” y las reciclables, el resto no.
Las bolsas compostables deberían ir al contenedor orgánico o de “restos” (si tienes la suerte de tener uno en tu ciudad) o a tu compostadora casera.
Las biodegradables no pueden ir al contenedor amarillo y en algunos lugares he leído que no pueden ir al contenedor orgánico y otros dicen lo contrario. Así que nos quedamos con la duda ¿alguien sabe la respuesta?

 Conclusión sobre el uso de bolsas

No va a ser una sorpresa lo que os voy a decir. Nosotras recomendamos no usar bolsas de plástico. Si las cosas no fueran tan confusas, las compostables, dentro de las bolsas de un sólo uso, serían las ideales. Pero teniendo en cuenta que muy pocos tienen cerca un contenedor orgánico tampoco sería la mejor opción.
Así que si por ejemplo tienes un negocio y quieres tener bolsas, nuestra recomendación es que sean de papel o fomentar que cada persona lleve sus propias bolsas de tela. A nivel particular, lo mismo, es mejor llevar en el bolso nuestras bolsas de tela y así evitar el consumo de bolsas de plástico.
Una opción eco son las bolsas de Esturirafi!
¿Conocías la “variedad” de bolsas que existen? Si conoces algún tipo más que eches en falda ¡déjalo en comentarios!

– Rut

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

3 Comentarios

  1. ¡Qué gran entrada! Gracias por la claridad…
    La verdad es que es un lío y todo lo que suene a materiales biodegradables + petróleo me da un poco de miedo porque no sé dónde meterlo y creo que, haga lo que haga, no estará muy bien.
    Definitivamente hay mucho lavado de imagen en esto, y me da pena, porque tenemos un gran problema. ¡Lo mejor es llevar tu bolsa!
    Un abrazo a las dos,

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: