¡Hola! Hoy tenemos un autor invitado, Oxfam Intermon, con un tema muy veraniego: las frutas en verano.

A las dos nos encanta la fruta en todas las épocas del año, y aunque ahora podemos comer fruta veraniega casi todo el año y las “temporadas” ya no están tan definidas, es importante consumir fruta de temporada por varias razones:

La fruta de temporada es más sana, ya que se cultiva respetando su calendario natural, es más barata porque la disponibilidad en las tiendas es mayor. Y es más ecológica, ya que entre otras cosas, se reduce el gasto energético al minimizar la necesidad de transporte, distribución y almacenaje.

Nuestro autor invitado responde a varias preguntas: ¿Cuáles son las frutas del verano? ¿Por qué es importante comer fruta en esta época? ¿Cuál es la manera más sostenible de comer fruta? 

Qué frutas comer en verano por Oxfam Intermon

Con la llegada del verano solemos modificar gradualmente nuestros hábitos alimenticios. Las recetas calientes dan paso a una serie de platos que nos ayudan a refrescarnos e hidratarnos correctamente. Ensaladas, sopas, bebidas, postres… todo lo renovamos para adaptarnos al calor propio de esta estación del año.

Algo similar pasa con las frutas: dejamos de lado aquellas con las que hasta hace poco recibíamos la primavera y, en su lugar, compramos las que son típicas del verano, que se caracterizan, recordemos, por su alto contenido en agua.

Frutas del verano: top 5 y sus características

El calendario alimenticio marca la llegada de productos propios de cada estación del año. En el caso del verano, las frutas cobran un especial protagonismo dado que son una fuente de hidratación y un complemento vitamínico permanente.

Ahora bien, ¿podrías decirnos cuáles son las frutas características del verano? Seguro que alguna te vendrá a la mente. Pero si quieres más información al respecto, echa un vistazo a la lista que te hemos preparado a continuación:

Ciruela

Es una de las frutas más consumidas en esta estación del año. Las hay amarillas, rojas y violeta. Proporcionan un elevado contenido en fibra, un elemento que favorece el tránsito intestinal. Tienen, además, un alto poder antioxidante.

Melón

¿Quién no ha comido melón en verano? Se trata de uno de los productos habituales en nuestra mesa durante los meses de calor. Es rico en agua y en vitaminas de los grupos A y E. Además, es un excelente diurético; es decir, favorece la eliminación de sustancias, líquidos y toxinas acumuladas en el organismo.

Sandía

Quizá sea la fruta insignia de esta temporada. Tiene un alto contenido de vitamina C, calcio, ácido fólico y otros nutrientes. Al igual que el melón, es rica en agua y, por lo tanto, favorece la eliminación de líquidos.

Albaricoque

Es ideal tanto para platos salados como para platos dulces. Contiene altos niveles de minerales, entre ellos, el calcio, el magnesio, el potasio así como antioxidantes. También se suele usar como ingrediente de las confituras y ciertas tartas y postres.

Níspero

Esta pequeña fruta amarilla es otra de las más consumidas en esta estación del año. Aporta antioxidantes, fibras y vitaminas a nuestro organismo. Se le atribuyen facultades para la hidratación y el mantenimiento de la piel.

 

¿Por qué es importante consumir frutas en verano?

Como nos informa la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el consumo de frutas es esencial para nuestra salud en cualquier época del año. De hecho, muchos nutricionistas recomiendan ingerir entre 3 y 5 piezas de fruta diarias.

Sin embargo, en verano este hábito adquiere un significado especial, quizá porque las frutas constituyen una fuente directa de hidratación, nos ayudan a hacer más llevadero el calor propio de esta temporada del año y, además, son un componente indispensable de las dietas sanas y equilibradas. ¿De cuántas frutas se compone tu dieta?

Las frutas de verano tienen una ventaja frente a las frutas de otras temporadas: se pueden consumir tanto en platos dulces como salados, e incluso en casos como el albaricoque o las ciruelas, sirven de ingrediente para las tartas y otro tipo de postres.

En lo posible, compra frutas que hayan sido cultivadas cerca de tu lugar de residencia, pues de esta manera contribuirás no solo al desarrollo del comercio local, sino a la conservación del medio ambiente. Las frutas que se producen lejos de casa deben ser transportadas hasta los mercados y, por lo general, pasan por procesos de conservación artificial, dos circunstancias que generan un impacto medioambiental alto.

Las frutas que se cultivan cerca de casa no tienen que ser transportadas largas distancias ni sometidas a procesos de conservación.

Ya lo ves: consumir frutas en verano no es solo una cuestión de hidratarnos y hacer frente al calor de la temporada. Es, sobre todo, una forma de alimentación saludable por la que, desde aquí, te invitamos a apostar. Recuerda, además, que según la Organización Mundial de la Salud su consumo regular reduce el riesgo de sufrir enfermedades. ¿Cuál es tu preferida?

Oxfam Intermon

¿Te ha gustado el post? ¿Cuál es tu fruta veraniega preferida?

Rut y Nahir

2 Comentarios

  1. Estoy embarazada y me pego el día comiendo sandía (además de otros antojos nada confesables). Esta fresquita y tiene una gran cantidad de ácido fólico y por eso me la recomendó la matrona.

    La fruta nunca puede faltar en nuestra alimentación.

    ¡Me encanta!

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: