¡Hola! Las vacaciones llegan a su fin, septiembre comienza a asomar y las ciudades y pueblos recuperan su ritmo natural… En el post de hoy voy a hacer una reflexión personal sobre: el turismo, la masificación y los problemas que esto supone para el medio ambiente y las personas….  Aviso, esto no es “turismofobia”.

Hace un tiempo os hablamos del consumo vs consumismo desde dos puntos de vista: “bodas, bautizos y comuniones” y una reflexión sobre las modas efímeras que nos hacen comprar compulsivamente. Hoy añadimos a la lista: Consumismo vs Consumo III. Turismo

El turismo

Según la Organización Mundial de Turismo, su definición sería:

El turismo comprende las actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos a su entorno habitual por un período de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, negocios u otros.

El turismo puede ser doméstico o internacional. En el año 2015 hubo 1186 millones de desplazamientos turísticos internacionales, siendo los países más visitados Francia (84 millones), Estados Unidos (77 millones), España (68 millones) y China (56 millones).

Coliseum (Roma) Por ahí entre la gente anda Nahir
Nahir en Roma
Londres. Esperando el cambio de guardia.

turismo masivo y el medioambiente

En sí, el turismo no tiene porque ser malo. Tanto para los turistas como para los habitantes de las zonas turísticas las ventajas son muchas: conocer nuevas culturas, activación de la economía, creación de puestos de trabajo, etc. Pero como todo en esta vida el turismo tiene una cara B que no es tan positiva: masificación, agotamiento de los recursos, contaminación, aumento del precio de la vivienda, etc.

  • Cambio del paisaje. Para ver eso no hace falta salir de casa. Abre el Google Earth y date un paseo por la costa española (o de otros países) y podrás ver cómo el asfalto ha ganado la partida a la naturaleza en muchos sitios.
  • Inundaciones y cambios de corrientes marinas. Esto va unido al cambio del paisaje. Muchas zonas residenciales se construyeron donde era más barato y mejor le venía al promotor y muchas veces esas zonas son antiguos cauces de ríos o torrentes. Al llegar las lluvias surgen los problemas…Lo mismo con los cambios de corrientes marinas, la consecuencia es la pérdida de arena y biodiversidad en el litoral.
  • Agotamiento de recursos. Cuando se duplica o triplica la población de una zona esto trae consigo un agotamiento de recursos como los acuíferos (agua subterránea), como consecuencia del riego descontrolado (jardines, campos de golf…), llenado de piscinas, etc. El agotamiento de los acuíferos trae otra consecuencia, el nivel freático sube y los acuíferos (y pozos) se pueden llenar de agua salada en zonas costeras. Esto es lo que está provocando la desertificación de parte del Levante español como consecuencia de la agricultura intensiva (pero esto es otro tema…).
  • Generación excesiva de residuos. Por supuesto, con el aumento masivo de la población estival aumenta la cantidad de residuos que hay que separar y tratar (incinerar o enterrar).
  • Cambio climático. Todos estos problemas de movimiento de personas de un lado al otro del planeta, sumado a la cantidad de residuos, emisiones de CO2, etc. producen un empeoramiento del cambio climático.
  • Daño de espacios naturales. Esto lo vivimos muy de cerca, porque todos los años las navieras que llevan a los visitantes a las Islas Cies se pasan y llevan a más de 2200 personas diarias (el cupo legal). Esto es muy perjudicial para el ecosistema de las Islas y teniendo en cuenta que es un Parque Nacional, este cupo debería bajar mucho. A mi me llega con verlas todos los días de lejos. Sólo he ido 3 veces en toda mi vida.
  • Aumento del precio de la vivienda. Aunque esto parece no estar relacionado con el medioambiente. Nosotros también formamos parte de él. Y el turismo masivo en ciudades como Barcelona por ejemplo, está produciendo que mucha gente tenga que desplazarse a la periferia de las ciudades porque no se pueden permitir vivir en el centro. Un caso extremo es Venecia, que se ha convertido en un parque temático.

Por supuesto esto sólo son algunos de los problemas de un turismo descontrolado y no planificado. Dependiendo del lugar éstos variarán y seguro que puedes añadir alguno más en los comentarios 🙂

Un oasis en medio de Londres
Las Ramblas de Barcelona

Soluciones

Las soluciones a todos los puntos anteriores pueden ser complicadas. Muchas zonas tendrían que repensar su modelo de turismo e irse hacia un turismo más respetuoso y sostenible. Tú también puedes poner de tu parte y hacer que viajar no sea perjudicial:

  • Descubre sitios nuevos. No tienes que irte a la otra parte del mundo para irte de vacaciones. Dentro de tu país o de tu región seguro que hay lugares preciosos por descubrir. Si quieres unas vacaciones diferentes investiga y descubre sitios especiales, no sigas las modas.
  • Disfruta de un turismo sostenible y responsable.
  • Haz pequeñas escapadas durante todo el año. Pueden ser de un día o dos a lugares cercanos. Descubre parques nacionales, reservas de la Biosfera, pueblos pintorescos, museos, ciudades o mercadillos. Así no tendrás tanto “mono” de viajar en verano.

Como siempre decimos, los consumidores tenemos el poder, así que si demandamos un turismo respetuoso y de calidad las cosas empezarán a cambiar poco a poco 💚

Rut

*Todas las fotos del post son de algunos de nuestros viajes

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

1 Comentario

  1. Hola Rut!

    Creo que es terrible esa locura del mes de agosto, a mi particularmente no me gusta nada.
    Añadiría a esta lista de problemas el aumento del abandono de mascotas y el derroche de recursos (porque como estamos de vacaciones nos permitimos tirar la casa por la ventana).
    También aumentan las actividades con animales, como las visitas al zoo o los paseos en elefante. Pueden parecer actividades muy divertidas, pero detrás ocurren cosas terribles, por lo que no deberíamos fomentarlas.
    Me ha gustado mucho el post, así que me voy a compartirlo en las redes sociales.

    Un abrazo,
    Lorena

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: