Hace unas semanas contactaron con nosotras desde Oxfam Intermon para presentarnos sus Cestas de Navidad 2017 y nos encantó la idea. Hemos tenido la suerte de recibir una  Cesta Justicia para probar y analizar cada detalle, cada uno de los productos, el packaging y compartir contigo nuestra impresión general.

Esta es la segunda colaboración que relizamos con Oxfam Intermon, las pasadas navidades se colaban en el blog para compartir un montón de Alternativas para regalar comercio justo en Navidad. Este año el protagonismo se lo lleva la cesta de navidad de comercio justo, una opción genial para sustituir la típica cesta de empresa, con productos comerciales de grandes marcas.

Aún recordamos la llegada de la cesta de Navidad de la empresa de mi madre, era todo un acontecimiento, por supuesto lo primero que veíamos era si tenía nuestro turrón de chocolate preferido, el resto nos daba un poco igual. ¿Y si con tu cesta contases una historia? Nos parece que una cesta llena de productos ricos y de comercio justo es un regalo perfecto para estas navidades.

Cestas de Navidad Oxfam Intermon, un regalo con historia

A nosotras nos encanta que nos regalen cosas con historia, saber quién lo ha hecho, dónde, en qué condiciones, etc. Además saber que estás ayudando a un productor que vive en la otra punta del mundo es algo reconfortante.

Tras cada producto de comercio justo de Oxfam Intermón contribuyes a mejorar las condiciones de vida de muchas familias y de su comunidad.

Puedes montar tu propia cesta con los productos que tienes disponibles en su catálogo  o tienes modelos de cestas ya preparados. 

Cesta Justicia. Nuestra experiencia

Todas las Cestas de Navidad de Oxfam Intermon vienen en una cesta de fibra natural muy bonita, y estos son los productos que contiene:

  • Café Oxfam Intermón molido natural. Este café lo he consumido en muchas ocasiones. Es un café de la variedad arábica cultivado por campesinos asociados a cooperativas pequeñas parcelas y de forma tradicional. procede de las cooperativas GUAYA’B de Guatemala, Aldea Global de Nicaragua y ACPCU de Uganda.  Pros: me encanta el aroma | Contras: el packaging es de plástico
  • Té verde bio Oxfam Intermón.  Me encanta el té, lo consumo a diario, aunque intento comprarlo a granel, a veces no puedo. Este viene en bolsitas que vienen envueltas en un papel celofán de origen vegetal y compostable. Procedente de Sri Lanka y es ecológico.  Pros: el packaging de celofán compostable | Contras: mejor a granel
  • Tableta chocolate con leche crujiente de caramelo y café Oxfam Intermón. Somos muy fans del chocolate y el de OI lo suelo comprar a menudo. Esta variedad está buenísima, la combinación del café y el caramelo me encanta. La manteca como la pasta de cacao provienen de la República Dominicana, Perú y Bolivia, el azúcar de caña mascobado es de Filipinas, el azúcar de caña integral y los trocitos de caramelo crujiente de Paraguay y los trocitos de café de Guatemala. Pros: el sabor | Contras: packaging de plástico envolviendo al chocolate
  • Galletas con cacao y anacardos. Nunca había probado estas galletas y están muy ricas. Aunque intento no tomar alimentos procesados, de vez en cuando una galleta cae 😉 Estas están hechas con azúcar de caña de Costa Rica, Islas Mauricio, Ecuador y/o Filipinas, los anacardos son de la India, Brasil y/o Guinea Bisau, la miel es de Mexico, Chile y/o Argentina y el cacao principalmente de la República Dominicana. Todas ellas cultivadas por cooperativas de Comercio Justo.  Pros: el sabor | Contras: packaging de plástico
  • Galletas rellenas de chocolate Guiro. Elaboradas con cacao de la República Dominicana, azúcar de caña de Costa Rica, miel de Argentina y México y Tapioca de Ecuador.  Pros: son de comercio justo | Contras: packaging de plástico y mensaje dirigido a los niños.

  • Barrita bio de sésamo.  elaborada a partir de semillas de sésamo de Nicaragua y de azúcar de caña de Paraguay.  Pros: son de comercio justo | Contras: packaging de plástico
  • Pastel de panettone.  Pan dulce navideño horneado con levadura natural, uvas pasas sudafricanas, chips de chocolate de la República Dominicana y azúcar de caña sin refinar de Paraguay. Pros: packaging de cartón y papel | Contras: no he encontrado

He probado todos los productos y he de decir que están muy ricos. Solo criticaría una cosa: el packaging, que creo que podría ser más sostenible si fuera de materiales biodegradables como papel, cartón… El resto perfecto 😉

Además de ser productos de comercio justo, la mayoría tienen certificación ecológica. Sé que a algunos os puede parecer contradictorio que publiquemos un post como este, porque muchos de sus productos no son sostenibles al 100% porque vienen de muy lejos, pero creemos que los productos de comercio justo están haciendo una labor necesaria que no está haciendo la comunidad internacional. Ya que si los países de origen y muchas multinacionales se portasen bien, no existirían los productos de comercio justo ni las ONGs.

Sabemos que llegar al equilibro perfecto de un producto sostenible es prácticamente imposible, por eso nos gusta apoyar a marcas, proyectos que lo intentan y aportan su granito de arena en su especialidad, en este caso el comercio justo.

Esperamos que este post te haya dado ideas nuevas para regalar estas Navidades 🙂

Rut y Nahir

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: