Estrenamos nueva sección de colaboraciones en el blog con Bea Sánchez, del blog Mamá Valiente. Habéis sido muchas, a través de la encuesta, mails, Facebook o nuestra nueva comunidad Esturirafi, las que nos habéis preguntado cómo conciliar la sostenibilidad y una vida en familia.

Como nosotras no tenemos hijos, hemos buscado a una experta en el tema. Os presentamos a: Bea Sánchez, madre de 3  en dos embarazos, que además lleva una vida minimalista y sostenible ¿Cómo lo consigue? Hoy la hemos invitado a Esturirafi para que nos lo cuente de primera mano. Te dejamos con ella.

Sostenibilidad y familia ¡sin agobios! por mamá valiente

En 2015 y en mi segundo embarazo, una ecografía nos desveló que traíamos mellizos. Esperábamos además la acogida de un adolescente de Burkina en situación ilegal. Pasaríamos de ser 3 a ser 6 y tuve un shock al leer que tener hijos tenía un impacto mayor en el cambio climático que usar el coche. Y nosotros los estábamos trayendo dobles ¡Tierra, trágame! Confío en que todo pasa por algo y aumentar nuestra familia trajo un cambio profundo en nuestra vida:  adoptamos el minimalismo y comenzamos a ser más respetuosos con el planeta.  O al menos con el trozo que nos toca habitar.

Sostenibilidad sin agobios

Responsabilizarte de tus residuos y tu consumo no es nada cómodo. Con familia supone un escalón más de dificultad sobre todo porque la concienciación no es telequinética y forzar los cambios genera violencia en las relaciones. Si quieres tener a los tuyos de tu parte y caminar en una misma dirección,  debes afrontar la sostenibilidad como un proceso de años . La vida es muy extensa y un auténtico compromiso funciona mejor con los cambios graduales que con el efecto efervescente de los cambios bruscos e instantáneos.

Si quieres tener a los tuyos de tu parte y caminar en una misma dirección, debes afrontar la sostenibilidad como un proceso de años.

Querer que toda tu familia adopte un comportamiento responsable y que nada se te escape, genera muchísima ansiedad. Yo viví esos momentos de ofuscación en los que el purismo no permite nada por debajo del Zero waste o del Comercio justo.  Pero no ser flexible trae mucha violencia. Contigo misma y con tu entorno . Además te induce al juicio de valor sobre los demás. Y esto es verdaderamente peligroso con hijos. Porque ellos te ven, te escuchan y asimilan lo que puede ser una actitud errónea de tus hijos ante el mundo: no estáis por encima del resto y los demás no actúan con desdoro, sino con inconsciencia. Aunque en casa mi marido siempre nos dice que es igual de malo errar por inconsciencia que por mala intención…

Ponemos el foco en lo importante, la educación. Los hacemos partícipes del por qué de nuestras elecciones y nos adaptamos momentáneamente a otras realidades

Cuando tienes hijos debes enfocar los cambios a años vista, sobre todo si nacieron antes de vuestra apuesta por la sostenibilidad. Mi hija mayor, por ejemplo, me ha visto comer carne y azúcar y beber en plástico años atrás. Con ella, no hay nada que forzar. Ponemos el foco en lo importante, la educación: Los hacemos partícipes del por qué de nuestras elecciones y nos adaptamos momentáneamente a otras realidades (cumpleaños, visitas de los abuelos, etc.).  Poco a poco adoptan cambios inconscientes y mi máxima es ‘Ni todo tú ni todo hoy’ . Este pensamiento me devuelve la calma y me hace levantar el pie del acelerador.

No compramos juguetes nuevos. Ni siquiera en Reyes Magos o cumpleaños. Utilizamos aplicaciones de segunda mano para localizar juguetes en perfecto estado de materiales duraderos y estimulantes a nivel sensitivo como la madera

El juego

Vivimos en una ciudad dormitorio con múltiples parques así que salir a la calle es nuestra máxima de entretenimiento. En una servilleta de tela llevamos fruta y un pequeño cuchillo y botellas reutilizables con agua del grifo. No compramos juguetes nuevos. Ni siquiera en Reyes Magos o cumpleaños. Utilizamos aplicaciones de segunda mano para localizar juguetes en perfecto estado de materiales duraderos y estimulantes a nivel sensitivo como la madera.

Mis hijos aprenden el valor de cuidar sus pertenencias y reducimos 1) embalajes innecesarios, transporte, trabajos precarios… y 2) una demanda innecesaria puesto que hay muchos juguetes con vida útil cerca de casa. Utilizamos la biblioteca cada lunes para sacar libros y películas.

Hemos apostado por el “water only” desde pequeños y tienen un pelo fuerte y precioso.

juguetes sostenibles mama valienteHigiene

Mis hijos se lavan únicamente con agua. Incluido el pelo. Hemos apostado por el water only desde pequeños y tienen un pelo fuerte y precioso. Tan solo yo uso un champú vegano que compro en formato de litro y me dura muchísimo así como champú sólido y jabón de Alepo. No usamos perfumes, desodorantes, cremas, suavizantes, laca de uñas, barra de labios… la vida es mucho más sencilla (la alimentación forma parte de esto).

Limpieza del hogar

En casa nos deshicimos de todos los productos tóxicos y pasamos a limpiar con agua, vinagre y bicarbonato. También el detergente lo hacemos nosotros con aceites esenciales, jabón, bicarbonato y percarbonato.

¡La ropa sostenible es muy cara! Es algo que escucho a menudo y es cierto porque está libre de explotación y no estamos acostumbrados a hacer las cosas con justicia.

Ropa

¡La ropa sostenible es muy cara! Es algo que escucho a menudo y es cierto porque está libre de explotación y no estamos acostumbrados a hacer las cosas con justicia.  No tenemos una gran economía así que optamos por la opción más sensata y usamos ropa de segunda mano. 

Sea porque nos prestan o porque la consigamos por plataformas de segunda mano o consumo colaborativo. Al tener hijos de varias edades, he creado una red con otras madres con las que intercambiar ropa en perfecto estado y basta con preguntar ¿Tienes vaqueros de la talla 2? Cuidamos lo que tenemos y elegimos tener únicamente lo suficiente. Un zapato de vestir y otro deportivo. Un abrigo. Un bolso.

Compramos a granel y ecológico en la medida de lo posible pero como dice una frase en macrobiótica, ‘Un grano, diez mil granos’

Alimentación

Soy la única vegana de casa y sé que esto es lo mejor que hago por la sostenibilidad. Pero soy quien cocina y hace la compra en casa así que consumimos cada vez menos producto animal y optamos por los caminos de menor impacto como los huevos 0 o el pollo de corral. Compramos a granel y ecológico en la medida de lo posible pero como dice una frase en macrobiótica, ‘Un grano, diez mil granos’. Esto es,  pequeñas modificaciones contraen grandes cambios. 

mama valiente alimentacion sostenible

No me obsesiono y no siempre puedo hacer la compra perfecta pero rendirse no es una opción. Bolsas de tela para la compra y el granel (con un guante reutilizado), conservación en cristal y tela, uso de pajitas de acero y botellas reutilizables… El minimalismo nos hizo entender que a veces la única forma de evitar por ejemplo un contenedor plástico es prescindir de su contenido.

Cuando valoramos lo necesario podemos decir adiós a cosas como los bricks de leche. Llevamos meses reduciendo el consumo de leche de vaca en los niños. De manera muy gradual vamos modificando sus hábitos. Ahora aceptan con gusto la leche vegetal comercial y el siguiente paso será que se habitúen a la leche vegetal casera y, por fin, digamos adiós al brick. Pero tenemos una larga vida con ellos y el proceso da felicidad.

La solución no pasa únicamente por tener menos hijos sino por hacerlos más conscientes ¡y vivirlo sin agobios!

Beatriz Sánchez


Muchas gracias Bea por este post tan completo. Nos ha encantado esta colaboración. Este es un tema que no controlamos y creo que ha respondido a muchas de vuestras dudas en un sólo post. La verdad es que la admiramos profundamente, nosotras aún no somos tan sostenibles como ella y eso que sólo somos dos en casa…Pero con personas como ella tan inspiradoras es muy fácil que esto cale mucho más en la sociedad. ¡Gracias mil!

Podéis seguir a Mamá Valiente (Bea Sánchez) en:

BlogFacebookTwitterInstagramYouTube

©Todas las imágenes del post son propiedad de Mamá Valiente (Bea Sánchez)

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It

A %d blogueros les gusta esto: