Conceptos básicos: Diversidad Biológica o Biodiversidad. El pasado 22 de mayo se celebró el Día Internacional de la Diversidad Biológica y como es un término que se utiliza muchísimo creemos que es necesario hacer un post contando un poco qué es este concepto básico de ecología: Diversidad Biológica o Biodiversidad.

Seguimos con nuestra nueva sección de Conceptos Básicos que inauguramos con la ecología, la huella de carbono y el zero waste. Hoy continuamos con otro concepto muy utilizado, la biodiversidad ¿qué es? ¿qué importancia tiene? ¿cuál es su situación actual?¿Qué podemos hacer para protegerla?

¿Qué es la Biodiversidad o diversidad biológica?

Según el Convenio Internacional de Diversidad Biológica (1992)

Por “diversidad biológica” se entiende la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos, entre otras cosas, los ecosistemas terrestres  y marinos y otros ecosistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los que forman parte; comprende la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas.

Es decir, Biodiversidad o diversidad biologica hace referencia a la variedad de seres vivos que habitan la Tierra. Este término se utilizó por primera vez en una conferencia sobre el tema en 1986. Unos años más tarde, se celebraba la Cumbre de la Tierra de las Naciones Unidas (1992), donde se firmó el convenio internacional.

Biodiversidad tortuga
Photo by Kris Mikael Krister on Unsplash
Existen tres niveles de biodiversidad que están interrelacionados entre sí:
  • Genética: diversidad dentro de las especies
  • Especies: diversidad entre especies
  • Ecosistema: diversidad de los ecosistemas dónde habitan las especies.

En España la Biodiversidad está protegida por la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Tiene como objeto establecer el régimen jurídico básico de la conservación, uso sostenible, mejora y restauración del patrimonio natural y de la biodiversidad. Deber que está incluido en el artículo 45.2 de nuestra Constitución.

Esta Ley define la Biodiversidad como:

Biodiversidad o diversidad biológica: variabilidad de los organismos vivos de cualquier fuente, incluidos entre otras cosas, los ecosistemas terrestres y marinos y otros ecosistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los que forman parte; comprende la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas.

Dentro de esa Ley además, se hace un Inventario del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, dónde se catalogan todos los hábitats en peligro de desaparición, especies exóticas invasoras, espacios naturales protegidos, inventario de hábitats y especies marinas, zonas húmedas y terrestres, entre otros.

¿Por qué hay biodiversidad?

Esto es una pregunta un poco filosófica. Pero la biodiversidad existe gracias a la evolución. Si lees algún libro sobre el origen de la vida, te darás cuenta de que los animales, plantas o microorganismos que ves cada día son resultado de 4000 millones de años de evolución.

Como de cada especie nacen muchos más individuos de los que pueden sobrevivir, y como, en consecuencia, hay una lucha por la vida, que se repite frecuentemente, se sigue que todo ser, si varía, por débilmente que sea, de algún modo provechoso para él bajo las complejas y a veces variables condiciones de la vida, tendrá mayor probabilidad de sobrevivir y, de ser así, será naturalmente seleccionado. Según el poderoso principio de la herencia, toda variedad seleccionada tenderá a propagar su nueva y modificada forma. Charles Darwin

En este vídeo te explican muy bien en qué consiste la evolución. (Está subtitulado en español).

Como explican muy bien en el vídeo, la biodiversidad es esencial para la adaptación de los individuos al medio, por eso a la naturaleza le interesa que dentro de una especie haya individuos diversos.

¿Qué importancia tiene la biodiversidad?

Necesitamos diversos ecosistemas para recibir todos los servicios de los que dependemos. Por lo tanto necesitamos de la biodiversidad de esos ecosistemas para sobrevivir. No hay que olvidar que cuanto más diverso sea un ecosistema más resistente será este a los impactos externos.

Los ecosistemas prestan una serie de servicios esenciales para que todo esto “funcione”, por ejemplo,  en la formación del suelo, fotosíntesis y ciclo de nutrientes. También son muy importantes en la polinización (esencial para la agricultura), regulación de la erosión, del agua, del clima y de la calidad del aire. Y por supuesto el mantenimiento de los ecosistemas y de la biodiversidad es esencial para nuestro abastecimiento en alimentos, materias primas, recursos medicinales o agua potable.

Martín Pescador
Photo by Gabriele Agrillo on Unsplash

Biodiversidad en la actualidad

La biodiversidad está pasando un momento bastante preocupante. Según el Informe Planeta Vivo 2016:

La población mundial de peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles disminuyó un 58% entre 1970 y 2012, debido a las actividades humanas.

¿Cuales son las amenazas de la biodiversidad?

  • Pérdida y degradación del hábitat: agricultura insostenible, la tala de árboles, el transporte, el desarrollo residencial o comercial, la producción energética y la minería.
  • Sobreexplotación de especies: como la caza insostenible, la caza furtiva y la recolección y la captura accidental de las pesquerías.
  • Contaminación: por ejemplo con los derrames de petróleo, contaminación del agua, etc.
  • Especies invasoras y enfermedades: Las especies invasoras pueden competir con las nativas por espacio, alimentos y otros recursos
  • Cambio climático: según vaya cambiando la temperatura algunas especies se irán adaptando y otras irán desapareciento.

¿Qué podemos hacer para proteger la biodiversidad?

Está en nuestra manos proteger la biodiversidad del planeta. Con nuestros hábitos diarios podemos poner nuestro granito de arena. Son muchas las cosas que puedes hacer, pero las vamos a resumir en cuatro puntos:

  1. Cuidar los ecosistemas: además de ser respetuosos cuando vamos de paseo por el bosque, debes de fomentar esta actitud en la gente que te rodea. Exigirles a nuestros gobernantes que preserven nuestro capital natural: restaurando los ecosistemas deteriorados, deteniendo la pérdida de hábitats prioritarios y expandiendo la red global de áreas protegidas.
  2. Reducir la producción de residuos, estos son un problema muy grave para los ecosistemas. No sólo los plásticos, sino todos los residuos que producimos en nuestro día a día.
  3. Utilizar energías renovables. sabemos que este punto no está de nuestra mano (sobre todo en España…) pero si presionamos y exigimos que se potencie el uso de energías renovables al final acabaremos consiguiendo algo.
  4. Consumir de forma más responsable: a menor consumo menor producción de residuos. Consumir productos de agricultura local también favorece a los ecosistemas y si además son de producción ecológica pues beneficiará a la biodiversidad, ya que alrededor de los cultivos vivirán más insectos y plantas, muy necesarios para el control de plagas y polinización.

Los culpables de la pérdida de biodiversidad actual somos nosotros, con nuestra forma de consumir, de vivir y de destruir sobre todo.

Son muy interesantes las reflexiones del libro Sapiens que cuenta cómo desde que apareció el ser humano en la tierra y éste empezó a cazar, han ido desapareciendo los grandes mamíferos del planeta.

¿Añadirías alguna solución más para proteger la biodiversidad?

¡Déjanos un comentario!

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It

A %d blogueros les gusta esto: