A la hora de empezar el camino hacia una vida sostenible, el primer consejo que damos siempre es: utiliza lo que tienes. No se trata de tirar y comprar nuevos productos, eso no sería sostenible. Utiliza lo que tengas, aunque sea de plástico, sácale el máximo partido. ¿Cuando empezar a sustituir productos? Cuando se acabe, se gaste o se rompa (si no se puede reparar ni reutilizar).

En ese momento empezaría una segunda fase, buscar alternativas sostenibles. Pero este cambio de hábitos tiene que venir acompañado de un cambio en nuestra actitud a la hora de comprar. Hay que cambiar la perspectiva: No gastes tu dinero en desechables, invierte en productos reutilizables. 

Invierte en productos reutilizables

¿Es cara una Botella de acero inoxidable?

Comprar productos reutilizables puede parecer caro… Una botella de acero inoxidable cuesta alrededor de unos 17€. Un termo del mismo material un poco más. Muchos pensarán: “Total, las botellas de plástico son mucho más baratas, además solo uso unas pocas.”  Los datos nos dicen que no son tan pocas:

En España somos actualmente 46 millones de habitantes. Se estima se consumen 3.500 millones de botellas de bebida anualmente. Esto supone más de 76 botellas de plástico por habitante, unas 6 botellas al mes.Visto así, 6 botellas de plástico al mes ya no parecen tan pocas. Hablemos de dinero, 76 botellas al año a 1€ por botella son 76€ al año. Ahora vuelve a preguntarte ¿Es cara una botella reutlizable de acero inoxidable?

¿Cuantas veces puedes reutilizar una botella de acero? ¿Cuantos años puede durar? La respuestas son: ¡Muchas veces! ¡Muchos años!  Además de ahorrar toneladas de plástico al Planeta, ahorrarás dinero.  Comprar reutilizables es una inversión que amortizarás al cabo de unos pocos meses.

Al invertir en reutilizables disminuimos la cantidad de desechos que producimos.

¿Por dónde empiezo?

Muchas veces nos preguntáis por dónde empezar. ¿Qué necesito para ser más sostenible? ¿Como disminuir la cantidad de plástico? No tenemos respuesta para estas preguntas. La respuesta la tienes tú. Cada persona es un mundo, con sus costumbre, gustos y prioridades. El primer paso es identificar los plásticos que utilizamos, hacer una auditoria a nuestra basura. Sobre todo al contenedor de reciclaje de plástico. ¿Qué es lo que más acumulas al cabo de una semana?: envases de comida, bolsas, botellas…

Una vez identificado el problema, empezamos a buscar soluciones y alternativas sostenibles:

Recuerda tu consumo puede cambiar el mundo.Cada pequeño gesto está medido y será analizado por las empresas como una “tendencia”. Tenemos que utilizar nuestro poder como consumidores para que las cosas empiecen a cambiar.

¿Cuál ha sido el primer reutilizable que has introducido en tu día a día?

Autora

Siempre aprendiendo algo nuevo. La mitad de Esturirafi, escribo sobre vida saludable y moda sostenible.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It

A %d blogueros les gusta esto: