¿Cuátos tipos de pajitas reutilizables y biodegradables conoces? Las pajitas reutilizables son una alternativa sostenible y ecológica a las pajitas de plástico de un solo uso. El día 2 de febrero se celebra el Día Sin Pajitas. Las pajitas, también llamadas pitillos, cañitas, sorbetes… son uno de los inventos de plástico de un sólo uso más efímero. ¿Cuánto tardas en beberte un refresco? ¿10 minutos? Pues esa es la vida útil de las pajitas de plástico. De la cuna a la tumba en un abrir y cerrar de ojos. Un dato importante, se estima que una pajita de plástico tarda más de 500 años en descomponerse.

En España se usan unos 13 millones de pajitas cada día y en la UE unos 36.500 millones al año (datos de Greenpeace), es decir, que si las ponemos en fila podríamos ir y volver a la Luna 10 veces…casi nada.

Poco a poco muchas marcas se van sumando y están eliminando las pajitas de sus productos o de sus restaurantes. La UE también ha empezado a legislar al respecto. Pero, ¿qué tipos de pajitas reutilizables existen?¿Cómo se usan? ¿Cómo se cuidan?

 Existen alternativas reutilizables y residuo cero a las pajitas de plástico : pajitas de acero inoxidable, bambú, cristal, silicona…

Tipos de pajitas reutilizables

Pajitas de acero inoxidable

Las pajitas de acero inoxidable son perfectas para llevar contigo en el bolso o para tener en casa. Fabricadas en acero inoxidable austenítico 304 (18/8), muy duradero, tienen la pared gruesa y los bordes lisos y redondeados. Las pajitas de acero las puedes lavar en el lavavajillas sin problema o a mano con el cepillo de limpiar pajitas.

Las puedes encontrar de muchos tamaños, formas y colores. Las pajitas más cortas son perfectas para vasos normales, no muy grandes. Como este set de 4 pajitas mini con un largo de 14,5cm. Para los vasos más grandes tipo smoothie, te recomendamos las pajitas más largas, como estas de 21,5 cm: Pajita de acero + limpiador y 2 Pajitas de acero.

Las pajitas de acero se utilizan cómo cualquier pajita, para refrescos, batidos o zumos. No se recomiendan para bebidas calientes.  Después de cada uso aclárala con agua y lávala con el cepillo limpiador de pajitas, déjala secar al aire o métela en el lavaplatos. ¡Las podrás utilizar muchísimos años!

Cada vez que utilizas una pajita 10 o 20 minutos, esta se suma a los millones que se utilizan y desechan diariamente. Con este hábito estás contribuyendo a generar mayor demanda de recursos, a la producción de toxicidad y a la contaminación ambiental.


pajita de bambu estuchePajitas de bambú

La alternativa biodegradable a las pajitas desechables. Las pajitas de bambú están fabricadas con pequeñas cañitas de bambú perforadas en su interior, por lo que todas son únicas y diferentes. Además, el bambú con el que se fabrica estas pajitas es de agricultura ecológica, por lo tanto en su cultivo se ha respetado el medioambiente.

Puedes encontrarlas de diferentes tamaños:  pajitas de bambú largas o pajitas más cortas.  Las más pequeñas son las favoritas de los más pequeños. Las pajitas biodegradables de bambú son perfectas para los niños, al estar hechas de un material natural, similar a la madera las pueden utilizarlas sin miedo a que se hagan daño. Otra ventaja: A diferencia de las pajitas de acero inoxidable, las pajitas de bambú se pueden utilizar tanto en bebidas calientes como frías.

Para limpiarlas se recomienda hacerlo a mano, con agua tibia, utilizando un jabón neutro, por ejemplo: jabón suave como el de Marsella y ayudándote de un limpiador de pajitas.


Otros tipos de pajitas reutilizables…

Pajitas de silicona

Antes de nada a la hora de comprar una pajita de silicona asegúrate de que está hecha de silicona alimenticia sin BPA. Son flexibles y ligeras, son aptas tanto para bebidas frías como calientes.  Se pueden lavar a mano o en el lavavajillas. Lo más importante es que estén bien secas antes de guardarlas.

Pajitas de cristal

Las pajitas reutilizables de cristal están fabricadas en un vidrio de alta resistencia, pero no irrompible. Su delicadeza hace que no se recomiende su uso a niños menores de 6 años. Este tipo de pajita se puede utilizar tanto para beber líquidos fríos como calientes. La única precaución es: evitar los cambios bruscos de temperatura, lo que podría ocasionar un choque térmico al cristal, pudiendo llegar a romperse. Se recomienda lavarlas a mano y utilizar un cepillo limpiador de pajitas para limpiar su interior.

Pajitas de papel

Para nosotras las pajitas de papel no son la solución, aunque son una alternativa más amable si las comparamos con las pajitas de plástico, no son la alternativa perfecta. El incremento del uso de papel va unido a la deforestación, contaminación del aire y contaminación del agua. Está claro que tenemos que dejar de usar plástico pero reemplazarlo por papel de usar y tirar no es la solución. Usar y tirar, no es nunca la mejor opción. Escoge mejor productos reutilizables.


¡No te pierdas otros posts en los que hemos hablado de pajitas!

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

4 Comentarios

  1. Y las pajitas comestibles? Que pensáis al respecto? Gracias por la información útil que compartís en vuestro blog

    • ¡Hola! Las comestibles parecen una buena idea, mejor que las de plástico. Pero no se pueden reutilizar, las usas te las comen y ya está. Además muchas vienen en cajas de con plástico, así que no conseguiríamos eliminar el residuo…

    • ¡Nos las hemos olvidado! Gracias por mencionarlas, también son una opción ecológica y biodegradable.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other