¿Todavía no te has decidido a dar el paso y probar la copa menstrual? Tiene dudas, miedos… Cuáles son las ventajas y desventajas de la copa menstrual…. En este post contamos con la ayuda de 51 mujeres que han compartido con nosotras sus opiniones y experiencia sobre la copa menstrual.

Opiniones positivas, negativas y experiencias reales con sus problemas pero también con un mensaje muy claro:  ¡Pruébala! ¡Atrévete con la copa menstrual! Está confirmado científicamente: la copa menstrual es eficaz y segura.


Opiniones positivas sobre la copa menstrual

¿Qué es lo que más te gusta?

En tres palabras: comodidad, libertad y residuo-cero.

1. Te olvidas de que tienes la regla

 Una vez que te la pones, se te olvida que estás con la regla. 
  • Lo que más me gusta es que me olvido de la llevo puesta y sólo la tengo que vaciar 2 veces, salvo el día que más sangro que tengo que vaciar 3. No tengo que preocuparme por ella ni un solo momento más, es otra forma nueva de vivir la regla.
  • La puedes llevar hasta 12 horas. Te olvidas completamente de que tienes la regla.
  • No tengo que estar pendiente de cambiarme el tampón o compresa. La despreocupación a la hora de tener controlado el sangrado.
  • Poder dormir con ella puesta.

2. No generas residuos. Zero Waste

 Es una opción sostenible, reutilizable y no genera residuos. 
  • Cero residuos plásticos.
  • No uso productos de un solo uso.
  • Contribuyes a cuidar del medio ambiente.
  • Poder ir a la montaña sin pensar en residuos varios.
  • Saber que ahorro muchos residuos al planeta.
  • Poder tener una regla respetuosa con el medio ambiente.

3. Cómoda, limpia y segura

 Desde que la utilizo, no sufro ninguna irritación. 
  • Cero molestias las compresas y tampones acababan irritándome.
  • Lo limpio que es todo y que no me reseca.
  • Es limpio, higiénico, no produce olores desagradables ni da alergias.
  • Muy segura para mi cuerpo.
  • Es limpia, sé cuanto flujo tengo, no hay olores.

Opiniones negativas sobre la copa menstrual

¿Qué es lo que menos te gusta?

1. Es difícil de colocar y sacar.

 Cuesta pillar el tranquillo a la hora de ponerla. 
  • No se ponérmela bien. Aun no tengo dominado del todo como colocarla.
  • La primera vez me frustré mucho porque me dolía y no me sentía cómoda, aunque, practicando lo conseguí.
  • Aún no me resulta fácil de quitar y poner.
  • La forma de extraerla, a veces se hace mucho vacío y molesta un poco y hace que me de pereza volver a ponerla.
  • Al principio fue un reto aprender a quitarla. 

2. Vaciarla y limpiarla cuando no estoy en casa

 Depende dónde estés, es complicado vaciarla y limpiarla. 
  • La poca practicidad en ambientes sin acceso a agua corriente.
  • En los baños públicos no haya tanta facilidad para cambiarla.
  • Poder quitarla y vaciarla donde quieras, o al menos, tranquilamente, a veces es un poco engorroso.
  • Yo solo lo hago en casa o en sitios con confianza.
  • Tener que vaciarla fuera de casa, aguanta 12 horas y si lo planeas bien no es necesario, pero se hace un poco incomodo en baños públicos.

3. Las pequeñas fugas

  • A veces necesito un salvaslip además de la copa.
  • Si no hace bien el vacío y pierde entonces llevo bragas menstruales para compensar.
  • A veces mancho un poco.
  • Las fugas del primer día cuando tengo mucha cantidad.

Experiencias reales con la copa menstrual

Cuesta un tiempo adaptarse…

“Yo llevaba un tiempo leyendo sobre ella e informándome. Pero no me decidí hasta que pasé el embarazo y llegaba el momento de tener mi primera regla. Así que una vez recuperada al 100% di el gran paso. Los primeros meses fueron un difíciles, ya que cuando le estaba empezando a coger el punto a ponérmela bien, se me terminaba la regla; y al mes siguiente vuelta a empezar desde cero, jajaja. Pero al tercer mes ya fue todo mucho mejor y ya llevo 3 años encantada con ella!! :-)” -Natalia

Al principio me costó habituarme a sus tiempos de llenado (mis tiempos, mejor dicho), a quitármela y ponérmela (el primer día casi tengo que pedir ayuda a mi marido para quitármela). Pero una vez entiendes en qué momentos se llena más, cuando es mejor empezar a usarla para no manchar, y cuándo ya puedes dejar de usarla, todo es más sencillo. Lo que me resulta más complicado es vaciarla cuando estoy fuera de casa, ya que es necesario tener las manos muy limpias, y eso en determinados baños públicos es complicado (abre puertas, levanta tapa del váter, sal con las manos sucias…).” -Bea

Pues yo la probé y tarde un tiempo en hacerme a ella. Me ayudó una farmacéutica que la usaba desde hace tiempo y me explicó cómo ponerla… Que hay varias formas. Y me dijo algo muuuy importante: que hace falta darle un par de meses hasta que te haces à ponértela a tu manera! Me dijo que no era cómoda desde el primer día, pero que siguiera intentándolo. Y así fue y ahora la recomiendo mucho!” – Lucía

Cuesta un tiempo adaptarse y los primeros días la puedes liar parda al cambiarla pero merece mucho la pena. En mi caso la tengo que cambiar varias veces en los días 2 y 3 de regla pero hay chicas que la pueden llevar todo el día, un chollo!!! Pero una vez te adaptas es lo más!! No tienes que comprar tampones nunca más y no generas residuos. Además el material es seguro. Probadlo!!!!” -Anna


Mucho mejor que las compresas desechables y los tampones…

Yo empecé a usar la copa porque las compresas me parecían un asco y no podía soportarlas. La humedad, verla ahí cada vez que iba a hacer pis… Tampoco es sano estar con tampones las 24 horas del día, así que me decidí a usarla. Llevo casi cinco años con ella y ¡es la mejor decisión que tomé al respecto! Me siento limpia. Además veo mi regla realmente como lo que es y no una cosa asquerosa pegada a mi cuerpo. Te concilia con tu menstruación. Yo ya no la cambio por nada.” -Lorena

“Empecé con la copa hace casi diez años, ya usaba tampones y salvaslip de algodón ecológicos y me animé a probarlo principalmente porque me pareció la opción más ecológica y económica que existe. Tardé dos años en adaptarme a la copa al 100% y no puedo estar más contenta, cada vez más mujeres de mi entorno se están animando a probarla y ninguna se ha arrepentido. Puedo llevarla hasta 12h y sin notarla, es mucho más limpio y sencillo, y para desinfectar solo hace falta ponerla a hervir y listo. Solo son beneficios :)” – Laura PS

“Me encanta, la compré sin mucha fé, yo usaba tampones y salvaslips y estaba buscando una alternativa a estos últimos ya que todas las marcas me acababan produciendo irritación, encontré la copa y pensé “por lo cuesta lo pruebo” y oye, ya podría haberla encontrado antes, estoy muy contenta me va muy bien, es cómoda, higiénica, barata, limpia, no le encuentro nada negativo.” -Saragp


Con la práctica al final todo se consigue…

“Mi experiencia no fue muy positiva al principio, porque me costó mucho aprender a colocarla bien (tenía fugas constantemente) e incluso la dejé de utilizar unos meses. Pero después de un tiempo volví a intentarlo y por fin conseguí aprender a ponérmela bien. Desde entonces no he dejado de usarla y ya van casi tres años. Es una maravilla y estoy súper contenta con mi copa. El mejor invento después del satisfayer :-)” -Paula M.

“Falta información de lo pequeños problemas que genera, cuando por ejemplo esta muy adentro alguna vez me ha costado sacarla y me generaba ansiedad cada vez al ponerla, hasta que descubrí la manera de cogerla aunque esté muy al fondo… Por lo demás es lo mejor que he podido comprar, no sentir que tienes la regla es lo mejor a nivel emocional!! Y el estrés de sentir que vas todo el día manchada desaparece.” -Yara


La copa menstrual te ayuda a conocer tu cuerpo…

“Mí experiencia ha sido a medias. Yo probé la copa para ser más respetuosa con mi cuerpo, para dejar menos huella en el medio ambiente.. Y la primera vez que la usé me encontré que mi cuerpo no estaba preparado por qué tenía un problema de suelo pélvico. Esto me ha llevado más tiempo de lo que quería.. y a entender lo importante que es cuidarse. Pero en general mí experiencia es muy positiva y seguiré usándola dentro de mis limitaciones.” -Anónima

“Al principio tan sólo tenía unas pocas opiniones a mi alrededor, dejaba pasar la idea de mes en mes, hasta que al final me decidí. Si soy una persona que recicla, compra con bolsas de tela, utiliza botellas de aluminio, por qué no utilizo copa también? Así que hace un año me decidí y fue lo mejor. No sólo fue un nuevo producto sostenible como tenía en mente, sino que la copa te da la oportunidad de conocer tu cuerpo de verdad, de no creerte los anuncios comerciales sabiendo que tienes una alternativa mejor y más duradera.” -Olalla


¿Qué consejo darías a alguien que no se decide a probar la copa menstrual?

¡Que lo haga! ¡Es un cambio a mejor!

Paciencia…

  • Que no le tenga miedo y que tenga paciencia. Al principio puede ser un poco complicado cogerle el punto, pero luego habrás ganado en todo: ahorro, comodidad, limpieza… y contribuir a la reducción de residuos.
  • Hay tener paciencia al principio hasta que encuentras tu propia manera de colocarla pero hecho esto va como la seda. Que la pruebe y que no se desespere al principio, que  hay que acostumbrarse a ella  (sobre todo aprender a colocársela), pero una vez que le coges el truco, es el invento más maravilloso después del satisfayer 😉
  • Que no desista, las primeras veces es algo más complejo colocarla hasta que encuentras tu manera.
  • Pruébala primero para estar por casa, dormir… Para poder estar tranquila y tener su tiempo para poner y quitar.

¡Pruébala!¡Atrévete!

  • Es lo mejor que puede regalarse a una misma.
  • Yo soy la primera que tenía muchas dudas pero creo que hay que apartar los prejuicios a un lado y darle una oportunidad porque luego no la cambias por nada.
  •  El primer día puede dar un poco de reparo , pero lo que ganas con ella no te lo imaginas. ¡¡Atrévete!! Es un mundo más fácil y mejor.
  • No tienes nada que perder por probarla, y mucho que ganar. Es ecológica, saludable, aprendes sobre tu cuerpo, te libera de la industria que mercantiliza una primera necesidad.

Piensa en todos los beneficios…

  • Piensa en todos los beneficios que tiene: comodidad, económicos, medioambientales y sencillez.
  • Es muy cómoda, que no tienes que estar pensando en comprar tapax o compresas. Es la forma de eliminar residuos innecesarios de la menstruación.
  • A la larga nos ahorra mucho dinero y ayudamos a  no contaminar el medio ambiente .

¡Nos encantaría conocer tu opinión sobre la copa menstrual! Déjanos un comentario en este post con tu experiencia, dudas, preguntas, miedos… Si quieres seguir aprendiendo sobre la copa menstrual te recomendamos estos post:

COMPRAR COPA MENSTRUAL NATURCUP
Autora

Siempre aprendiendo algo nuevo. La mitad de Esturirafi, escribo sobre vida saludable y moda sostenible.

3 Comentarios

  1. Hola! Pues yo llevo mucho tiempo dándole vueltas porque tengo muchas ganas, pero nunca he conseguido cogerle el truco a los tampones (siempre me molestan o no me siento cómoda con ellos) y además mi útero es reverso. Me gustaría saber si hay alguien por ahí con el mismo problema…

  2. Holaa, Ananda. Me pasa igual, he usado pocas veces los tampones pero me molestan mucho, los siento incómodos, de todas formas tomé la decisión de pasarme a la copa porque he leído ya muchos blogs y foros y bueno… Al parecer es de practicar y estar súper relajada al momento de insertar la copa para que la vagina “ceda”. ¡Ojalá lo pienses muy bien y compres tu copita! Yo ya compré la mía y la espero con muchas expectativas. Si sigues por aquí, podría comentarte mi experiencia cuando la tenga. Un abrazo.

  3. ¡Muy buenas consideraciones sobre la copa menstrual! Sin duda, se trata de un artículo excelente con el que no sólo se benefician todas las mujeres, sino que mejoramos el medio ambiente. Nosotros creemos que es la alternativa perfecta para dejar atrás los medios tradicionales. Muy cómoda, eco y práctica.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It