4 Pasos para conseguir unos hábitos sostenibles y saludables . Cada uno de nosotros tenemos un gran potencial para mejorar el mundo en el que vivimos, pero también un enorme potencial para destruirlo. De echo, somos la mayor amenaza que tiene ahora mismo el planeta, que curiosamente es nuestro hogar.

El camino hacia la sostenibilidad no es fácil, menos en un mundo con convicciones tan arraigadas como el que vivimos. Tampoco es un camino estándar. Cada uno tiene el suyo y llega hasta donde llega. Sólo el hecho de querer comenzar significa que algo en ti quiere mejorar el mundo en el que vivimos.


Construyendo hábitos saludables y sostenibles

Si cierras los ojos y piensas en sostenibilidad, ecología y medioambiente, estoy segura que lo primero que te viene a la cabeza no es una ciudad ni una persona urbanita que trabaja y vive deprisa. Seguro que lo que te viene a la cabeza es un paisaje idílico y una persona que vive en el monte y cultiva su propia tierra.

Sin embargo, la mayoría de los humanos vivimos en ciudades y sumergidos en un ecosistema tan materialista e individualista como dañino. Llevamos mucho tiempo haciendo las cosas de una determinada manera y se ha creado un Karma muy fuerte hacia ese modo de “hacer”. Y es que  durante mucho tiempo se ha primado el poseer sobre el compartir , el hacer sobre el disfrutar.

El mundo está despertando y somos nosotros, los ciudadanos los que tenemos que llenarnos de energía y valentía para comenzar un mundo nuevo, un mundo más sostenible, más amable y saludable. Da igual donde vivas. Da igual tus circunstancias, todos podemos iniciar ese cambio tan necesario. ¿Quieres saber cómo empezar a cambiar tus hábitos y convertirlos en hábitos saludables y sostenibles?


4 pasos para conseguir llevar unos hábitos sostenibles y saludables

  1. Toma de conciencia. Lo primero es tomar conciencia de lo supone nuestro sistema de vida. Tomar conciencia del daño que hacemos cada vez que consumimos de forma irresponsable, cada vez que derrochamos energía ó recursos naturales, cada vez que no reciclamos de forma adecuada.
  2. Encuentra tu propósito. Una vez que has decidido que quieres cambiar alguna pauta de tu estilo de vida, lo mejor es que encuentres el verdadero propósito que te ha llevado a tomar esa decisión. Saber qué tipo de persona queremos ser, escuchar a nuestra conciencia es la mejor manera para descubrir quién quieres ser y cómo quieres vivir.
  3. Cree en ti. La confianza en tu decisión te ayudará a que sea un hábito duradero que se convierta en una forma de vida. Tener un propósito claro te ayudará a creer en tu decisión e incrementará tu determinación para llevar a cabo esos cambios.
  4. La disciplina y la repetición te ayudarán a que esos gestos por el planeta se conviertan en hábitos que serán parte de tí y no te costará realizar.

10 cosas que puedes empezar a poner en práctica

Como todo cambio, te sugiero que no lo hagas todo a la vez, que vayas poco a poco. Si realmente quieres empezar un estilo de vida más sostenible y saludable, tu propia conciencia te irá pidiendo más y más. Pero es importante no agobiarse al principio, porque lo único que hará es que nos frustremos y perdamos interés.

Lo que puedes empezar a hacer desde ya son pequeños cambios en tu rutina, cambios que no afecten a tu día a día.

Te propongo por empezar por estos CAMBIOS:
  1. Empieza a reciclar: No cuesta nada separar nuestros desechos. Para el material electrónico, pilas, etc déjalos en un armario y vete llevándolos a puntos limpios cuando puedas.
  2. Moda sostenible: Empieza a consumir moda sostenible y haz un consumo responsable.
  3. Consume fruta y verdura de proximidad. Los alimentos que hay en una mesa han recorrido, de media 4000km. Es una barbaridad innecesaria y fácil de solucionar.
  4. Consume menos recursos naturales: Calefacción, aire acondicionado, agua…son recursos que consumimos sin pensar.
  5. Limpieza alternativa. Opta por una alternativa sin tóxicos y con menos plástico.
  6. Cosmética natural: Apuesta por la cosmética libre de tóxicos y que utilicen envases biodegradables.
  7. Ocio local: no hay que irse muy lejos para disfrutar. Vuelve a recuperar el placer de lo sencillo.
  8. Consume menos plástico: llévate una bolsa de tela siempre en el bolso para hacer tus compras y estate alerta para elegir las alternativas que tengan menos plástico.
  9. Menos crueldad: evita cualquier producto haya implicado sufrimiento animal.
  10. Come más fruta y verdura y evita poco a poco los alimentos de origen animal.

Para tomar esa conciencia e iniciarse en este camino hacia una vida más saludable y sostenible, hace falta mucha información y paciencia.

Te animo a seguir mis retos en mi cuenta de instagram @basiklife. Son retos sencillos (les hemos llamado “basik retos”) que no implicarán cambios drásticos en tu forma de vida pero que, si mucha gente se suma, tendrán un gran impacto en nuestro planeta. Con pequeños gestos podemos lograr grandes cambios y es el momento de apostar por un planeta más sostenible, amable y saludable.

Empieza a formar parte de la comundidad Basik Life para construir un mundo mejor entre todos.

Laura – Basik Life

Instagram – Facebook 


Si te ha gustado este post, no te puedes perder:

Autora

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It