El 11 de febrero se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Las niñas y mujeres siguen encontrando más obstáculos para desarrollar su carrera en el ámbito científico. Para un desarrollo sostenible son fundamentales la ciencia y la igualdad de género.

Menos del 30 por ciento de los investigadores en todo el mundo son mujeres. A día de hoy, hay una mujer por cada nueve hombres en la élite de la ciencia europea. Solo el 25% de los investigadores mejor pagados de la mayor institución científica española son mujeres. Ninguna mujer dirige un organismo público de investigación en España. Solo el 3% de los casi 600 premios Nobel científicos entregados hasta la fecha han recaído en manos de una mujer.

La brecha de género en la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas se repite año tras año en todo el mundo.

Grandes Mujeres científicas

En el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia se lucha y conciencia sobre la importancia de que las mujeres, como mitad de la población, logremos un acceso y participación plena y equitativa en la ciencia. Es importante que las niñas conozcan mujeres científicas que les sirvan de referente e inspiración: “Mujeres de Ciencia“. Enseñarles que las matemáticas, ingeniería e informática también son profesiones de mujeres, estamos igual de capacitadas que ellos… (Cuantas veces has oído: A ellos se les dan mejor las matemáticas)  

Mi historia. Cuando estudiaba la carrera de Biología, era común que en los primeros años los profesores/as te contasen un poco de historia de la ciencia, quién inventó esto, quién descubrió aquello otro…y siempre se hablaba de apellidos: Margulis, Watson y Crick, Franklin, Darwin… Así que era muy común visualizar a un hombre en tu cabeza. Nunca, ningún profesor en los primeros años de carrera se paró a destacar que Margulis era una mujer.

En los últimos años, una profesora de microbiología fue la primera que nos habló de este tema. De la poca importancia que se le ha dado a la mujer en la ciencia y de lo ninguneadas que han estado muchas veces.


Lynn Margulis (1938 – 2011)

Bióloga estadounidense considerada una de las principales figuras en el campo de la evolución biológica, respecto al origen de las células eucariotas. Postuló una serie de hipótesis muy importantes en el campo de la biología evolutiva (que sería un poco largo de explicar…). Tuve en placer de oir una conferencia suya en la Universidad de Vigo y quedé impresionada, desde ese día soy fan de Margulis.
Más información.


Margarita Salas (1938 – 2019)

Bioquímica española, licenciada en Química por la Universidad Complutense de Madrid, fue discípula de Severo Ochoa En la actualidad es profesora vinculada “ad honorem” del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y desarrolla su trabajo en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid (CSIC-UAM). También es académica de la RAE desde el año 2003, y censora de la Junta de Gobierno desde 2008. Más información.


Jane Goodall (1934)

Naturalista y primatóloga inglesa que ha dedicado más de 50 años al estudio del comportamiento de los chimpancés salvajes en el Parque Nacional de Gombe (Tanzania) y a promover un estilo de vida sostenible, creó en 1977 el Instituto Jane Goodall. Te hablamos de ella en el post “¡Movilízate por la selva!Más información. 


Rosalind Franklin (1928 – 1958)

Química y cristalógrafa inglesa, fue la primera en tomar una “fotografía” de la doble hélice del ADN (hasta ese momento no se sabía cómo era su estructura). Pero no se llevó el mérito, si no que se lo llevaron Watson y Crick, los que figuraron como “descubridores” de la estructura de doble hélice del ADN. Más información.


Rachel Carson (1907 – 1964)

Bióloga marina y conservacionista estadounidense que, a través de la publicación de Primavera silenciosa en 1962, contribuyó a la puesta en marcha de la moderna conciencia ambiental, lo que conocemos como el “movimiento ecologista”. En el libro advierte de los efectos perjudiciales de los pesticidas en el medio ambiente (especialmente en las aves) y culpa a la industria química de la creciente contaminación. Más información.


Si te ha gustado este post, te va a encantar este libro: Mujeres de ciencia. 50 Intrépidas pioneras que cambiaron el mundo. Un libro fascinante que pone de relieve las contribuciones de cincuenta mujeres notables a los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, desde el mundo antiguo hasta nuestros días.

Entrevistas MUJERES científicas en Esturirafi:

¡Comparte tu historia! Utiliza el hashtag #MujeresEnCiencia 

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

4 Comentarios

  1. Es triste ver cómo todavía hay que hacer mucho ruido para que a las mujeres se las tenga en cuenta, no sólo en el campo de la ciencia sino en prácticamente todos. Buen post! Gracias ^^

  2. Pues la científica espacial, física y matemática, Katherine Johnson, de cuya existencia, para mi eterna vergüenza, supe hace tan sólo un par de semanas por la película Figuras Ocultas.
    A mi en la facultad me pasa lo mismo, cuando leo artículos científicos siempre imagino que el autor es un hombre. Que triste que automáticamente nos imaginamos que los científicos son hombres. Una vez me sorprendió mucho un artículo en inglés, donde todos los pronombres personales que se utilizaban en el texto para referirse a una persona-eran femeninos («if a person is …, then she would…), me pareció tan raro que un hombre escriba así, que busqué el autor en google y resultó ser una autora. Me gustó tanto esta reivindicación en el lenguaje que el resto de los research papers de la carrera las he escrito de este modo.

  3. Pingback: ¿Qué es el feminismo? Un repaso personal • Esturirafi

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It