Belleza sin tóxicos. Elegir bien lo que aplicas en tu piel y en la de tu familia es crucial, piensa que un enorme porcentaje pasa en segundos a tu torrente sanguíneo (de ahí que las cremas antibióticas o musculares funcionen de maravilla) 😊

Seguro que ya sabes el daño que pueden provocar los parabenos, el aluminio o los disruptores endocrinos.

Recuerda que algunas de estas sustancias químicas nocivas se han acreditado desde hace años como cancerígenas, obesógenas (nos ayudan a ganar peso), depresoras del sistema inmune, o causantes de enfermedades neurodegenerativas y problemas de conducta en los niños.

Pero hoy no nos centraremos en lo que pueden hacernos, sino en conocerlas y descubrir lo sencillo que es evitar estas sustancias tóxicas simplemente teniendo en cuenta unas claves fáciles, y conociendo algunos ingredientes a evitar, para que tu cosmética solo te reporte beneficios.

Pin It