¿Que tal el verano? el mio cargado de cenas de bienvenida, comidas familiares, fiestas de despedida, aperitivos e incluso un viaje que podríamos calificar de gastronómico, por Portugal.
A veces aunque te lo propongas es imposible resistirse a todas las tentaciones del verano, además la falta de rutina, los planes de última hora…parece que nunca es buen momento para hacer ejercicio…

Mi solución! la playa. Además de ser el sitio ideal para echarse una siesta o leer tranquilamente un libro, puede ser el mejor lugar para mantenernos en forma!

Nadar o bucear: son una buena opción para los que disfrutéis de aguas cálidas como las del Mediterráneo y un deporte de riesgo para los que vivimos en el Atlántico, aunque siempre podemos recurrir a un traje de neopreno.

Pin It