Hoy continúo con la serie que comencé hace ya algunas semanas con ¿Cómo reciclar los envases? y ¿Cómo reciclar el papel? y le toca el turno al vidrio.

El vidrio es uno de los materiales, junto con el papel, más fáciles de reciclar. Y en mi caso, creo que nunca he tirado una botella de vidrio a la basura «normal», lo hago desde niña y ahora soy incapaz…

Además de reciclarlas, el vidrio te puede dar mucho juego, los botes de mermelada los puedes reutilizar para hacer conservas, para guardar salsas, como vaso…

 La receta de hoy me la enseñó una amiga peruana 😉 Allí, esta tarta se llama Pie de limón y la hacen con limas. El nombre original de la receta es Lemon pie ya que es un postre británico.

Es un postre muy fresco, ya que el contraste de la acidez de la crema de limón con el merengue lo hace muy adictivo. La cantidad de acidez la podéis variar añadiendo más o menos cantidad de limón. Es mejor ir probando la crema hasta que quede al gusto.

Hay muchas variantes de la receta, pero básicamente es una base de galleta triturada o una masa quebrada, crema de limón y el merengue.

Pin It