Mi vida era muy cómoda, me levantaba a una hora prudencial, desayunaba tranquilamente e iba paseando a trabajar. Trabajaba sólo 5 horas, era estresante por momentos, pero, más o menos lo tenía todo controlado, se puede decir que había establecida una rutina de trabajo. Volvía caminando a casa donde comía y disponía de toda la tarde para dedicarla a lo que más me apetecía. Suena ideal verdad?? Pues a mi me asustaba...estaba totalmente absorbida por mi zona de confort…tanto que hubo momentos en los que mi identidad se perdía en mis costumbres.

¿Qué es la zona de confort?

En este vídeo lo explican muy bien ¿Te atreves a soñar?

Nuestra zona de confort es aquella en la que las cosas nos resultan conocidas y cómodas, sean estas agradables o no. Tu zona de confort la comprenden: tus hábitos, tus rutinas, tus conocimientos, tus habilidades, tus actitudes y tus comportamientos.

En el ámbito del coaching, se conoce como zona de confort al conjunto de límites que, sutilmente, la persona acaba por confundir con el marco de su íntima existencia.
Sin duda, es una de las expresiones más significativas porque define muy gráficamente el acomodo de aquellas personas que han renunciado a tomar iniciativas que les permitan gobernar sus vidas.

Rodeando a la zona de confort está la zona de aprendizaje, a la que sales para ampliar tu visión del mundo: aprendiendo cosas nuevas, viajando y conociendo nuevas culturas, modificando hábitos, etc. Es la zona donde observar, experimentar, comparar y aprender. Hay personas que realmente disfrutan en esta zona de aprendizaje mientras que otras les asusta permaneciendo únicamente en su zona de confort.

¿Cómo salir de la zona de confort?

No tiene que ser un cambio radicar, pueden ser pequeños cambios, por ejemplo: en tu rutina, atreverte a hablar a un desconocido, apuntarte a esas clases de baile que tanto te apetecen, pedirle el teléfono a ese chico… hacer algo que realmente temas pero a la vez te encantaría hacer, cumplir un sueño.
Lanzarnos a lo desconocido asusta pero la satisfacción de descubrir de lo que eres capaz, de ver cómo expandes tus conocimientos, tus posibilidades, cómo mejoras tus habilidades. Vale la pena.
Lo único que te detiene eres tú.
Yo lo he hecho, me he lanzado, he salido de mi zona de confort…si queréis saber más no os perdáis mi aventura en instagram.
Si buscáis inspiración os recomiendo estos artículos:
Vivir al Máximo: “Callejón sin salida” – “Tú también te vas a morir
Y tú ¿Te atreves a salir de tu zona de confort? ¿Ya lo has hecho?

 Nahir
Autora

Siempre aprendiendo algo nuevo. La mitad de Esturirafi, escribo sobre vida saludable y moda sostenible.

14 Comentarios

  1. ¡Hola Nahir!
    Me encanta que hayas hablado de este tema, porque hace unos meses hice un curso de competencias personales por la Universidad de La Laguna donde hablaban de la zona de confort y como salir de ella, la verdad es que es muy interesante. Me ha encantado como lo has redactado. Un beso y por cierto, estoy de sorteo en mi blog por si quieren pasarse.

  2. Nunca había caído en la cuenta de que tengo una zona de confort. Supongo que me adapto bien a las nuevas situaciones…tener un bebé es una aventura y un cambio diario (aunque dentro de esa anormalidad tengamos una rutina medianamente establecida).
    Me ha gustado mucho el post…el vídeo ya lo había visto antes y es muy gráfico.
    Un besito a las dos 🙂

  3. ¡Un post muy interesante! Y muy a tiempo para mí, ya que esta semana he tomado varias decisiones que, sin saberlo, me hacen salir de mi zona de confort… Y es cierto que da miedo, pero al mismo tiempo es emocionante :3 ¡Mucha suerte en tu salto! Y gracias a las dos también por el post anterior sobre organizarse, que lo estoy utilizando mucho :p

    Besitos!

    Sara (lavecinafantasmadelcuarto)

  4. Yo estoy en ello, y la verdad es que cada paso fuera que doy, mas ganas de alejarme de mi zona de confort me entran, mas viva me siento, mas yo misma y mas feliz.

    Espero poder seguir avanzando y sobre todas las cosas espero que mis hijos aprendan a vivir fuera de su zona de confort, que aprendan que para hacer cosas nuevas hay que salir de la rutina, que a veces eso no nos gusta al principio…

  5. Un bebe es salir de la zona de confort a lo grande! tantas cosas nuevas, tiene que ser una experiencia increíble! El vídeo deberíamos verlo de vez en cuando para no quedarnos inmóviles en nuestro día a día. un beso!

  6. Muchas gracias por tu comentario Lidia, creo que es importante conocer este concepto para no conformarnos con lo que tenemos y lo que somos, aspirar siempre a algo más! Un beso

  7. ¡Muy buen post! La verdad es que siempre se lo recomiendo a mis seres queridos pero, por supuesto, que salgan de su zona de confort con cabeza y no sin pensar en las consecuencias o meditar bien las cosas.

    Mucha suerte en tu próxima aventura que espero que la disfrutes a tope y no te pierdas una 🙂

    Saludos.

    Nazaret.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: