Vivir el verano sin plástico es más fácil de lo que parece. Las vacaciones son un buen momento para empezar a cumplir esas pequeñas tareas que tenemos pendientes, y eliminar los plásticos es una de ellas. Puedes empezar poco a poco, por ejemplo con las cosas que llevamos cuando salimos a comer al campo o a la playa.

Nosotras somos bastante minimalistas cuando vamos a la playa: bolsa, toalla, bikini, crema para el sol y si nos quedamos a comer un tuper de acero o de cristal, termo de acero inoxidable con agua fresca y un libro. Reducir la cantidad de objetos y el plástico que llevamos es bastante sencillo.

Hasta 12 millones de toneladas de plásticos entran en nuestros mares y océanos cada año, llegando incluso a pasar a lo largo de la cadena alimentaria hasta llegar a nuestros platos: ya se han encontrado microplásticos hasta en la sal de mesa. Greenpeace

 

aceite de argan esturirafi

El aceite de argán es un todoterreno de la belleza. Lo puedes utilizar en todo el cuerpo: desde la cabeza a los pies. Sus propiedades suenan a ciencia…

Pin It

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other