El fast-fashion (moda rápida) está dañando el planeta y es una de las industrias más contaminantes que existen. Además de contribuir a las emisiones de gases de efecto invernadero, contaminar ríos, explotar a personas, también está llenando el mar de microplásticos que se desprenden en cada lavado de las prendas sintéticas.

Las grandes marcas están empezando a hacer alguna cosa en temas medioambientales, pero, ¿es suficiente? ¿se trata simplemente de greenwashing? En el post “Moda sostenible y grandes marcas ¿es posible?” profundizamos más sobre este tema.

La moda es la industria más contaminante después del petróleo.

Pin It