¡Hola!

Hoy os traemos un post diferente, en el que unimos dos cosas que nos gustan mucho: la sostenibilidad y el diseño. Valoro bastante a la hora de comprar que el packaging sea atractivo y novedoso. Además, estos envases también pueden ser respetuosos con el medio ambiente si siguen los principios del ecodiseño.

Aunque lo ideal es que los productos lleven la menor cantidad de envases posible, a veces son necesarios. Un packaging que además de pensar en el marketing, piense en el medioambiente sería lo ideal. No hay que renunciar a lo “bonito”, con un poco de imaginación y mucha creatividad puedes crear unos envases atractivos y sostenibles.

Hoy te vamos a dar las claves de lo que para nosotras es un packaging sostenible y te damos 10 ejemplos.

¿Qué es el ecodiseño?


Para diseñar estos envases han tenido que tener en cuenta los principios del ecodiseño, como por ejemplo la reducción de material, utilizar materiales biodegradables o la disminución de emisiones a la atmósfera.

El Ecodiseño, también conocido como Diseño para el Medio Ambiente, es una metodología que considera el medio ambiente como un criterio más a la hora de tomar decisiones en el proceso de diseño de productos industriales, adicionalmente a otros tradicionalmente se han tenido en cuenta (costes, calidad, …). (Fuente IHOBE)

Es decir, que el ecodiseño además de preocuparse por el diseño de un objeto, también se preocupa por el impacto que puede tener sobre el medio ambiente.

Consejos para conseguir que tu packaging sea sostenible

Para que un packaging sea sostenible debe de contar con el medioambiente a la hora de diseñarlo:

1. Utilizar materiales respetuosos con el medioambiente

Evitar los plásticos, utilizar materiales biodegradables, reciclados como el papel, el cartón o materiales más innovadores como la fécula de patata, textiles sostenible, etc.

2. Menos es más.

Para que un envase sea sostenible debe utilizar la menor cantidad de material posible. Llegar el packaging zero waste es complicado, pero hay que intentar evitar los envoltorios innecesarios.

3. Que trasmita tu esencia

Tienes que verte reflejado en el packaging de tu producto o tienda. Algo que represente lo que tú eres o lo que quieres que tu marca sea. Si no te gusta el rosa o odias los dorados ¡no los apliques en tu packaging! Cuanto más sincero seas con tus clientes más éxito tendrás.

4. Economía circular

Si quieres tener un 10 en sostenibilidad, puedes aplicar los criterios de la economía circular en el diseño de tu packaging. ¿Cómo? Haciendo que el envase se pueda reutilizar: como lapicero, mesa, mochila o lo que se te ocurra. Así evitas que su vida termine en cuanto el cliente saque el producto del envase y tu marca estará presente para siempre en sus vidas.

5. Huella ecológica

Un packaging ecológico también debe tener una huella ecológica pequeña. Algo que se puede calcular analizando su ciclo de vida. Desde los materiales que lo componen hasta lo que ocupa. Todo influye a la hora de calcular la huella de carbono. Un packaging pequeño y apilable ocupará menos y se podrán transportar más de una vez, ahorrando en transporte y emitiendo menos CO2 a la atmósfera.

  1. Cajas para ramos de flores. Este tipo de packaging reduce mucho el espacio que ocupan las flores, reduciendo su huella ecológica.
  2. Envase cosméticos. Un buen ejemplo de “menos es más”.
  3. Furoshiki reutilizable para envolver jabones.
  4. Envase de cartón para bombillas.
  5. Recipiente para comida hecho de papel reciclado prensado a mano.
  6. Envoltorio para pan reutilizable como papel de horno.
  7. Porta-naranjas de cartón reciclado.
  8. Caja de té que se convierte en comedero para pájaros.
  9. Packaging para tijeras sostenibles.
  10. Caja para compostar restos de comida.

Sabemos que el “packaging” en sí va en contra de la filosofía zero waste, pero creemos que son pequeños gestos que ayudan a que vivamos en un mundo mejor. Hay muchos productos que siguen necesitando envase o como productor o artesano puedes necesitar hacer un pequeño packaging para tus productos. Si tienes en cuenta algunos de estos criterios además de los estéticos puedes ayudar a que el mensaje “sostenible” llegue más lejos.

Y tú…¿Te fijas en los envases a la hora de comprar? ¿Valoras que sean ecológicos?

Rut

 

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

6 Comentarios

  1. Me encanta todo lo que tiene que ver con el packaging ya que muchas veces si no tengo ni idea de qué marca elegir me guio (aparte de por el precio) por el packaging. Los ecológicos que has enseñado son perfectos!
    Un beso

  2. Acabo de imaginarme a mí misma haciendo el nudo japonés ese. Luego me ha dado la risa porque soy una inútil.
    Yo la verdad es que sí me fijo en los envases. A ver, no es lo primordial, pero si coincide que cuidan el medio ambiente o que son cajas bonitas… ay, mi fascinación con las cajas que no tiene fin jajaja.
    Sobre todo la que más me ha gustado ha sido la del vino. Pero, como soy asi de rara, no me gusta jajaja. Pero bueno, si algún día me toca hacer un regalo, ya sé por donde mirar 😉
    Un besín.

  3. Yo en un par de ocasiones he usado la técnica del furoshiki, una vez para regalar un pan casero y otra para el vino y…mira si resultó ecológico y reutilizable el pakaging que usé un bonito trapo de cocina provenzal que después de zampar los regalos me devolvieron mis trapitos jajaja, es una idea genial!!!

  4. En mi casa solemos reutilizar papeles de regalo o directamente usamos papel de periódico 🙂 Con unos lazos y un poco de pintura quedan fenomenal!
    Un beso!

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: