Vegan Expedition, “detrás de cada producto hecho a mano hay una historia”. Gracias a Esturirafi tenemos la oportunidad de conocer proyectos sostenibles, que además de crear cosas preciosas aportan valor. Hoy tenemos el placer de presentaros Vegan Expedition y a la persona detrás de esta aventura, Lili.

Detrás de cada proyecto hay una historia. La historia de Vegan Expedition nos lleva de viaje por Guatemala, la India y a el Parque Natural de Collserolla. Una historia que empieza con un blog de recetas veganas. Pero no te vamos a contar más, dejamos que sea Lili la que te lo cuente.

¿Quién es Lili?¿Qué soñaba cuando era pequeña?

Mi nombre real es Leticia, aunque desde pequeña en casa siempre me han llamado Lili! Ya en ese entonces, soñaba con trabajar en Greenpeace y ayudar a salvar el mundo.

Familia Perros VE.Foto Lara López

¿Cuáles fueron los hitos que marcaron tu cambio hacía una vida más sostenible?

Me hice vegetariana con 13 años, pero en ese momento no era consciente del impacto que tenía mi alimentación en el planeta. Al terminar la universidad, me fui 3 meses de voluntariado a Santiniketan (India) donde enseñaba inglés a niños de la tribu Santhal. La simplicidad con la que esta tribu vivía me impactó y empecé a replantearme mi estilo de vida. Volví a Barcelona y me hice vegana con 23 años, donde arrancó mi expedición hacia un estilo de vida ético, saludable y sostenible.

10 años después, vivo en pleno contacto con la naturaleza, rodeada de árboles y pájaros. Esto ha tenido un impacto muy positivo en mi vida. He aprendido a desacelerar mi día a día, a respirar, conectar y a vivir con más armonía. Cuanto más me acercaba a la naturaleza, más pasos daba hacía una vida más sostenible: comprando fruta/verdura orgánica y local, evitando al máximo el plástico, optando por productos a granel, llevando una alimentación vegana y rechazando productos químicos para limpiar nuestra casa…

Aún sigo buscando mi propio equilibrio pero gracias a todo lo aprendido, empecé a sentir la necesidad de compartir para ayudar a otras mujeres que como yo, buscan llevar una vida más sostenible.

¿Cómo nació Vegan Expedition?

Vegan Expedition nació como un blog de recetas veganas y vida sostenible hace 3 años, cuando mi vida dio un giro de 180º. Dejé mi trabajo corporativo en Google para adentrarme en el mundo del emprendimiento y conseguir así acercarme más a mi sueño de llevar una vida más tranquila y en contacto con la naturaleza. Dejamos la ciudad y nos mudamos a vivir a la montaña, al Parque Natural de Collserolla, en las afueras de Barcelona.

Vegan Expedition es ahora también una tienda de artesanía ética. Nos podrías hablar sobre este nuevo proyecto ¿Qué te inspiró?

Crecí la mayor parte de mi infancia en Guatemala, el país de la eterna primavera. Allí descubrí y me enamoré de su gente y artesanía.

Crecí rodeada de huipiles mayas y desde muy pequeña mi madre me enseñó a valorar estas preciosas obras de arte tejidas a mano durante meses, cargadas de significado e historia.

Siempre quise dar a conocer estos tejidos tan valiosos y apoyar una moda slow, sostenible y vegana. Todo lo que está hecho a mano, tiene un valor especial ya que se hace con amor y mucho cariño. Por eso, cuando decidí emprender quise hacerlo no solo de la forma más sostenible posible sino también aportando mi granito de arena a construir un mundo más justo. Por eso quise adentrarme en la técnica del upcycling, para dar una segunda vida a preciosos huipiles mayas, y reducir la producción de nuevos textiles para hacer bolsos.

¿Qué son los huipiles? ¿Cómo se les da una segunda oportunidad?

Los huipiles son coloridas blusas de algodón y tintes vegetales tejidos a mano en telares de cintura. Cada huipil puede tardar en confeccionarse de 3 a 9 meses. No hay tampoco dos huipiles iguales ya que cada artesana plasma distintos conceptos de la cosmovisión maya: mitos, leyendas, ritos y costumbres antiguas, donde se refleja una estrecha conexión con la naturaleza y el cosmos.

Estos elementos son una forma de comunicación entre las comunidades: se entrelaza el pasado y el presente consiguiendo que no se pierdan las tradiciones y las historias que quedan inscritas en cada huipil. Las comunidades dan a los huipiles una segunda vida convirtiéndolos en otros productos útiles con los que generar riqueza para la economía local. En cualquier caso, los huipiles representan la hermandad, la solidaridad y el orgullo étnico.

riñonera vegan expedition
Por la compra de cualquier producto, Vegan Expedition dona 1€ a la Reserva Wild Forest. ¿Cómo surge esta colaboración?

Desde que conocí el proyecto de Paola, me enamoré. Los animales necesitan muchísimo de nuestra ayuda y para mi era importante colaborar con un santuario donde se da una segunda oportunidad a animales salvajes.

Otra de las aventuras en la que te has embarcado es la maternidad. ¡Iris ya tiene un año! Podrías compartir algún consejo eco para las futuras mamás.

Invertir un poquito más en comprar pañales biodegradables o reutilizables de tela, ya que ya que los bebés generan muchísimos residuos y un pañal convencional tarda al menos 200 años en degradarse. Así que merece la pena optar por opciones más sostenibles y saludables para los peques.


 

¡Esperamos que te haya gustado conocer a Lili y su precioso proyecto Vegan Expedition!

Puedes seguir a Vegan Expedition en sus redes sociales.

FacebookInstagramTwitterPinterest

Autora

Siempre aprendiendo algo nuevo. La mitad de Esturirafi, escribo sobre vida saludable y moda sostenible.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It

A %d blogueros les gusta esto: