¡Hola! Hoy retomamos un tema que nos gusta mucho: la cocina. Si eres un poco cocinillas estarás de acuerdo en que cada vez tenemos más “aparatos” para cocinar. Los básicos de la cocina sostenible son: una buena sartén, algunas ollas, un buen cuchillo y una buena materia prima!

A veces, elegir el menaje de cocina, se puede convertir en una locura. Sartenes de mil tipos diferentes: hierro, aluminio, cerámica, teflón… Hoy me voy a centrar en el utensilio básico de la tortilla de patatas: la sartén.

Hace años si no tenías una sartén antiadherente no estabas “a la moda”, sí, es verdad que son cómodas y muchos aun las tenemos en casa (no las vamos a tirar…) pero hoy te voy a contar qué es el teflón y qué alternativas tienes a la hora de elegir sartén. ¡Allá vamos!

¿Que es el teflon?

Según la RAE:

teflón.
(Del ingl. Teflon, marca reg.).
1. m. Material aislante muy resistente al calor y a la corrosión, usado para articulaciones y revestimientos así como en la fabricación de ollas y sartenes.

Profundizando un poco más, el Teflón es el nombre comercial del politetrafluoroetileno (PTFE), registrado por DuPont Corporation, la multinacional que comercializa este y otros cuatro polímeros.
La propiedad principal del PTFE es que no reacciona con otras sustancias químicas excepto en situaciones muy especiales, además es un gran aislante térmico, muy flexible, no se altera por la acción de la luz y es capaz de soportar temperaturas de entre de -270ºC a 270ºC y su cualidad estrella es la antiadherencia.

Además de para revestir sartenes y ollas tiene múltiples utilidades: revestimiento de aviones y cohetes, para prótesis, pinturas y barnices, en odontología, etc.

Vale, ya sabemos que el teflón es muy útil, pero vamos a por la segunda pregunta.

Es el teflón malo para tu salud?

 

¿Es malo para la salud el teflón?

Una frase que explica muy gráficamente los efectos del teflón es esta:

“Aunque los alimentos no se peguen al teflón, éste sí se pega a nosotros.”

Además, las fábricas productoras de sartenes antiadherentes afectan al entorno y contaminan las aguas con ácido perfluorooctanoico (PFOA). Este compuesto no es biodegradable, ha conseguido acceder al cuerpo de más del 95% de los habitantes de EE.UU. y, según la EPA (la Agencia de Protección Medioambiental de ese país) puede que tenga efectos cancerígenos en los humanos. Otros estudios lo han relacionado con la infertilidad, trastornos inmunitarios y problemas de crecimiento prenatal. Fuente: Investigación y Ciencia.

Otro problema es que la superficie de teflón se degrada muy rápidamente y a temperaturas superiores a 260ºC emite gases tóxicos (PFOA).  Por lo que es importante elegir un menaje seguro para el medio ambiente y para la salud.

¿Qué sartén elegir?

Como dije al principio, en el mercado puedes encontrar sartenes de hierro, acero inoxidable, aluminio, cerámica…Pero…¿Qué sartén es más ecológica? ¿Cuál es más saludable? Todas tienen sus ventajas e inconvenientes pero aquí te dejo una pequeña guía para elegir tu sartén ecológica:

1. Hierro mineral. Estas sartenes se hacen con una plancha de hierro a la que se le da forma. Sólo llevan hierro mineral, sin productos ni recubrimientos químicos. El inconveniente es que se pueden oxidar y dar sabor a hierro si de deja el alimento en ellas.
2. Hierro colado o fundido. Estas sartenes se hacen poniendo el hierro fundido en un molde de arena, son más gruesas, no se deforman, pero pesan más.
3. Acero inoxidable. Son más ligeras que las anteriores y excelentes para la cocción de cualquier alimento o para freír. El inconveniente es que dicen que los alimentos tienden a pegarse.
4. Cerámica. Son las sartenes antiadherentes que han sustituido al teflón. Su mantenimiento es delicado y dicen que se deterioran con el uso.
5. Aluminio. El problema de estas sartenes es que necesitan una superficie antiadherente (fíjate que esté libre de PFOA o teflón) y además el aluminio es perjudicial para la salud.

Conclusión

En la cocina, debemos evitar el uso de teflón (que emite PFOAs a altas temperaturas y cuando se raya), plásticos (bisfenol a) y aluminio del menaje de cocina. Sobre todo si son utensilios que vayan a recibir altas temperaturas.

Así que mi elección está entre una sartén de cerámica (porque es más ligera y no se oxida) y una de hierro mineral.

¿Cuál sería tu elección? ¿Conocías los problemas del teflón?

Rut

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

11 Comentarios

  1. Me viene genial este artículo porque el que tengo preparado para la semana que viene está algo relacionado! Ya os pediré consejo cuando lo saque 😉

  2. A mi cada vez me gustan mas las de hierro fundido. Pesan mucho, es lo malo, pero a la vez son súper duraderas, la comida sale riquísima, y las puedes pasar del fuego al horno sin problemas. Poco a poco estoy haciéndome con una colección de ellas.

  3. Nosotros también tenemos la duda de Lola, íbamos a comprarnos una sartén revestida de titanio, son las más caras pero también parecen las más fáciles de mantener, no se pegan los alimentos y pensamos que son tan seguras como las de hierro ¿alguna información al respecto?

  4. Hola! Según he leído, las sartenes de titanio son mucho más antiadherentes que las de cerámica por ejemplo. Pero su precio aún es muy elevado. Aunque a la larga duran más que las de cerámica.
    Espero haberte servido de ayuda!
    Un saludo!

  5. Hola!
    He leído que las sartenes de titanio también son una buena alternativa a las de teflón, no las he utilizado nunca pero según dicen son mucho más antiadherentes que las sartenes de cerámica, pero como decís, son más caras.
    Un saludo!

  6. Hola Rut!!!,

    Hace un par de días que he descubierto vuestro bolg, y estoy encantada… no puedo desengancharme…. : ) Mil gracias por vuestros compartir vuestros conocimientos!!…

    Quería contaros, que en mi búsqueda de la sartén "perfecta" y eco, llevo varios meses, probando y desechando alguna que otra… y tras mucho investigar he encontrado unas cerámicas de la marca "Kyocera", que son maravillosísímas… Había tenido antes cerámicas, pero éstas son japonesas y no tienen que ver nada con las demas… De verdad que estoy feliz… nada se pega, y se lavan de muerte, no pesan y ya tienen 6 meses, y están como nuevas (otras que había comprado anteriormente al 3/4 mes empezaban a pegarse un pelín los alimentos)…
    Las compré por internet, y estoy feliz… sólo quería compartirlo, por si a alguien le es de utilidad…
    Besos y gracias!!.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: