¡Hola! ¿Te gustan los yogures? ¿Estás cansada de tantos envases de plástico? Hoy te vamos a contar un truco para ahorrar dinero y reducir el uso de envases de plástico. ¡Toma nota!

Si has nacido en los 80 o antes, seguro que en casa de tus padres o abuelos había una yogurtera. Un electrodoméstico que se puso de moda en esa época y que no se muy bien porque dejamos de usar años después. Nosotras hemos vuelto al pasado y nos hemos comprado una yogurtera.

Además, respondemos a las preguntas que nos habéis hecho en Instagram esta semana. ¿Se puede hacer yogur sin tener sin yogurtera? ¿Cómo? ¿Qué yogurtera usamos? ¿Puedo hacer yogures con bebidas vegetales?

¿Cómo se hace el yogur?

El yogur es un lácteo obtenido de la fermentación láctica de la leche. La fermentación de la lactosa (el azúcar de la leche) en ácido láctico es lo que da al yogur su textura y sabor tan distintivo.

El proceso de formación del yogur es muy sencillo. A la leche se le añaden colonias de bacterias del género Lactobacillus a una temperatura controlada de unos 43ºC. Las bacterias empezaran a “comerse” la lactosa de la leche (un azúcar), produciendo ácido láctico, éste provoca el aumento de acidez de la leche (el sabor ácido del yogur) y hace que las proteínas de la leche precipiten, formando un gel.

En este vídeo de Dimetilsulfuro te explica muy bien el proceso de formación del yogur y en su post Tu abuela tomaba yogur sin lactosa también te explica cómo es el proceso paso por paso.

 

Cómo hacer yogur casero

Como te contamos al principio, nosotras utilizamos una yogurtera, en concreto una muy sencilla de la marca Becken que ahora está sin stock. Pero en internet puedes encontrar montones de yogurteras distintas a precios muy buenos.

¿Mi consejo? Compra la más sencilla de todas. Sólo necesitas que te mantenga una temperatura constante. No es necesario que tenga temporizador ni tecnologías sofisticadas.

Cómo hacer yogur con yogurtera paso por paso

1. Necesitas un yogur, yo elijo normalmente uno ecológico, natural  y entero (no desnatado). Fíjate en los ingredientes, los yogures de marcas tradicionales suelen llevan leche en polvo o nata para espesar. Es mejor que solo lleve leche y fermentos lácticos.

2. También necesitas un litro de leche entera, puede ser semidesnatada, pero la textura del yogur no será tan cremosa, pueden quedarte grumos… Yo compro leche normal, pero también puedes utilizar leche fresca.

3. El primer paso es mezclar el yogur con un litro de leche. Remueve bien, para que el yogur quede perfectamente mezclado con la leche.

4. Vierte esta mezcla en cada uno de los vasitos de yogur. No los tapes. Ponlos en la yogurtera, enciéndela y espera entre 8-12h. Yo suelo hacerlo por la noche y la desenchufo por la mañana. Pon las tapas a los yogures y mételos en la nevera. ¡Ya están listos para comer!

Pros y contras de utilizar yogurtera

Pros:

  • Ahorras dinero. En vez de comprar 7 yogures, compras uno sólo y un litro de leche. Además están mucho más ricos y la satisfacción de que están hechos por ti no tiene precio! El gasto de electricidad es muy pequeño, sólo 15 W.
  • Evitas el uso de plásticos. Los frascos de yogur de las yogurteras son de cristal. Así que estás evitando la producción de 7 envases de plástico cada vez que haces yogures.
  • Es más cómodo. Sólo tienes que enchufarla y te olvidas.

Contras

  • Tienes que comprarte una yogurtera, que es un trasto más.
  • El gasto de electricidad, aunque pequeño. Es un gasto.

Cómo hacer yogures sin yogurtera

 Si no tienes yogurtera, también puedes hacer yogures en casa.  Eso si, tienes que controlar muy bien la temperatura para que el proceso de fermentación se produzca y se forme el yogur. En este vídeo de El Comidista te explica 3 formas diferentes para hacerlo. Aunque él le añade nata líquida y leche en polvo, esto no es necesario.

1. Thermomix

  1. Añade la leche y el yogur a la Thermomix mézclalo durante 50 minutos a 50ºC a velocidad 3.
  2. Después déjalo sin movimiento durante 7 horas y 55 minutos a 37ºC.
  3. Reparte la mezcla en los vasitos y déjalos en la nevera.

2. Horno

  1. Calentar la leche al fuego, mientras calienta el horno a temperatura mínima (unos 50ºC)
  2. Deja enfriar la leche hasta 43ºC (si metes el dedo no te puedes quemar).
  3. Añadir el yogur y mezclar bien. Reparte la mezcla en vasitos de yogur.
  4. Mete los vasitos en el horno durante 3h a 50ºC*. A continuación apágalo y déjalo unos 8-12h horas en reposo. Una vez pasado el tiempo, déjalo reposar unos minutos a temperatura ambiente y mételo en la nevera.

*Aquí existen muchas variantes. Esta es el proceso que sigue El Comidista. Pero en otras webs, precalientan el horno a temperatura mínima, lo apagan y luego introducen los vasitos de yogur y los dejan entre 7-12h en reposo.

3. Olla rápida

  1. Repite los pasos 1, 2 y 3 del caso anterior (horno) pero en vez de precalentar el horno, llena la olla rápida con agua hasta la mitad y ponla a hervir.
  2. Vacía la olla de agua y mete dentro los tarros con de yogur, vuelve a cerrarla y envuélvela con una manta.
  3. Deja reposar durante 8 horas y después a la nevera.

Si el yogur te suele quedar algo líquido puedes añadir a la mezcla leche en polvo, nata o algún espesante vegetal como agar agar.

¿Se puede hacer yogur casero con bebidas vegetales?

 La respuesta es sí.  Aunque no entiendo muy bien el proceso (biológicamente hablando), los pasos que he visto en multitud de páginas son los mismos que para hacer yogures con leche animal, es decir, mezclar el yogur y la leche vegetales y seguir alguno de los procedimientos anteriores: yogurtera, horno, thermomix u olla rápida.

Puedes utilizar cualquier leche vegetal (soja, coco, arroz, almendras…) y si no tienes el yogur vegetal para añadirle puedes utilizar probióticos* (bacterias) como hace Danza entre fogones en esta receta de yogur vegano de coco o también puedes emplear fermentos vegetales.

*Estos probióticos también los puedes utilizar para hacer yogures con leches animales. Se compran en farmacias y tiendas especializadas.

¡Y hasta aquí este macro post sobre yogures! Creo que he respondido a todas vuestras preguntas. Aunque seguro que surge alguna más después de publicar este post. 🙂

Rut

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

6 Comentarios

  1. Que entrada más completa! Mi yogurtera está un poco abandonada desde que dejé de tolerar los yogures… Como intolerante a la lactosa he de decir que aunque en el proceso de fermentación disminuye mucho su cantidad no se elimina, aunque suele ser suficiente para que sea tolerado en la mayoría de los casos. Hay un experimento chulo de un IES de Jaén en el que comparan leche búlgara, kéfir y yogur, y van midiendo lactosa presente y acidez. Con bebidas vegetales no he probado aún, con soja se que es exactamente el mismo proceso y cuaja bien, pero con otras quedan líquidos por lo que he visto, solucionándose añadiendo algún espesante. Con coco joven y frutos secos también quedan muy bien. Me habéis dado ganas de rescatarla y experimentar!

    • Rut Responder

      Hola Laura!
      Sí, lo de la lactosa es una faena. En teoría si el proceso llega al final, las bacterias se tienen que “comer” toda la lactosa…pero es complicado de comprobar.
      Yo también tengo ganas de probar con bebidas vegetales 😉
      Un abrazo!

  2. ¡Muchas gracias Rut! Yo estoy por animarme porque es de los plásticos que no consigo librarme por los niños y se ve super fácil!
    Si quisiera hacerlos de sabores, en qué momento lo añadiría? Supongo que sería con un concentrado de frutas o algo así no?

    • Rut Responder

      Hola Yurena!
      En las instrucciones de la yogurtera vienen algunas recetas. Para hacer yogur con frutas frescas comentan que la fruta puede contener mucho ácido y puede matar a las bacterias, en este caso es mejor añadir la fruta con el yogur hecho o añadir la fruta cocinada.
      El resto de recetas son con siropes, chocolate, ralladura de limón o naranja o jalea (que si se pueden añadir al principio). 🙂

  3. Hola!
    En mi caso la yogurtera la tenían mis padres guardada, así que se la he cogido. Es además muy gratificante para mi dar uso a las cosas que ya tenemos en casa y no comprar cosas nuevas, así que animo a que quien lo vaya a hacer pregunte antes a padres, tíos, abuelos o vecinos porque seguro que alguien la tiene guardada en un trastero.
    Un saludo.

    • Rut Responder

      Hola!
      Sí, si tienes suerte de encontrar alguna yogurtera perdida en el trastero, es lo mejor! Nosotras no tuvimos suerte…
      Un abrazo!!!

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: