¿Cómo empezar un huerto ecológico en el jardín de casa?  Cuando compras una casa con jardín siempre sueñas en convertirlo en un espacio lleno de vida.  Un rincón para descansar y disfrutar. Pero a la hora de la verdad, muchas veces se queda en un intento porqué no sabes ni por donde empezar.

El primer paso para convertir tu jardín en un espacio donde puedas cultivar tu comida, es perder el miedo a fracasar. Se nos viene regañando toda la vida por nuestros errores, cuando es allí donde realmente aprendemos. Te animo a abrazar la incertidumbre de si saldrá bien o no y lánzate a ello.

Cómo empezar un huerto ecológico en el jardín de casa

Y  ¿porqué huerto ecológico?  La misión de todo hortelano debería ser cuidar la tierra, pero por desgracia actualmente no es así. El uso de maquinaria pesada y pesticidas, están creando desiertos verdes en el paisaje. Pero con una buena educación se puede luchar contra ello, una educación que debe ser para toda la ciudadanía. Y la mejor manera de entenderla es poniéndola en práctica cultivando la comida.


Observa y escoge la ubicación

Antes de ponerte manos a la tierra, es importante conocer el espacio. Ya sé que lo conoces porqué es tu casa. Pero ¿me sabrías decir ahora mismo el espacio más sombreado de tu patio? Posiblemente no te hayas fijado en ello. Es de vital importancia saber en qué escenario te encuentras: más seco, mediterráneo, atlántico,…  Tu clima condicionará todo lo que debas hacer. 

El espacio ideal para ubicar el huerto es donde más sol tengas. Porque el exceso de sol es sencillo de solucionar, pero si no hay sol no se puede hacer nada. También quiero puntualizar, que hay plantas que crecen muy bien en semi-sombra o luz indirecta. Si es tu caso, tengo un blog en el que hablo de ello y te doy muchas ideas. Hay plantas para todos los gustos y necesidades.

Además de fijarte en el Sol, también es importante ubicar el huerto cerca de casa. Lo que en permacultura se denomina zona 1. Porqué de esta manera, cada vez que debas ir a cosechar o a hacer alguna tarea, te será mucho más práctico. Hay que facilitarse la vida.


Prepara la tierra antes de plantar

En la tierra no se puede cultivar directamente. A no ser que te encuentres en un paraíso en medio de la montaña con un suelo espectacularmente fértil, no se debe hacer.

Si quieres ser un buen hortelano, este debe ser tu objetivo principal: crear una tierra fértil para las hortalizas. De esta manera, crecerán fuertes y tendrán una buena producción. Y es por este motivo, que pongo el apartado de preparar la tierra, antes de escoger las hortalizas. Porqué ya puedes plantar lo que quieras, que con una tierra mala no rinde nada.

Una buena tierra debe tener siempre estos tres factores: microorganismos, materia orgánica y minerales. Los microorganismos son aquellos bichitos que no podemos ver a simple vista, los consigues gracias a incorporar abonos de calidad como por ejemplo el humus de lombriz. La materia orgánica, son restos de algún tipo de material biodegradable, por ejemplo: hojas secas o corteza de coco. Los minerales, se encuentran naturalmente en la tierra, el problema es que la tierra que muchas veces disponemos tiene muy pocos. Una buena manera de añadir minerales es a partir del abonado.

Llegados aquí, ya te puedes imaginar que el abonado es de vital importancia. Así es. Mucho más teniendo en cuenta que la gran mayoría de hortalizas son muy exigentes con ello.

Hay muchos tipos de abono, pero para no alargar el tema, te voy a compartir tres que te van a ir muy bien. Además son totalmente naturales.  Se trata de el: humus de lombriz, compost o bokashi.  Todos ellos se pueden comprar en tiendas de jardinería y plantas. El bokashi puede ser es el más complicado de encontrar, pero por Internet lo hallas seguro.


Hay muchas maneras de preparar la tierra.

El método que te voy a explicar es el que aplicamos en casa, se llama bancales. Un bancal, es una cama de tierra la cual solo se cultiva y no se pisa. Por lo tanto, hay unos caminos alrededor para que puedas pasar. Puedes hacer lo mismo con jardineras.

Cómo empezar un huerto ecológico en el jardín de casaEste método tiene muchos beneficios:

  • Al no pisar la tierra, no se apelmaza y no deberás volver a labrar.
  • Son muy estéticos porqué dan armonía al espacio.
  • Es mucho más sencillo hacer las tareas de mantenimiento.
  • Una vez creados, no deberás volver a repetir el proceso.

¿Cómo construir un bancal?

Para hacer los bancales deberás vigilar las medidas. De ancho debe ser entre 80 cm y 110 cm. Debes poder llegar al medio con los brazos estirados, por lo que el ancho dependerá de tu altura. El largo del bancal puedes hacer el que desees.

Una vez ya sepas la medida, con un cordel y varillas, crea la forma del bancal. Este paso es importante, porqué vas a poder visualizar el huerto. Y si hay alguna cosa que no te gusta, estarás a tiempo de cambiarlo.

Si en el interior del bancal que has marcado, la hierba está muy alta, córtala y retírala. Trabaja solamente en la tierra de dentro del bancal, no es necesario que labres los caminos.


El primer paso para preparar la tierra

Romper o labrar la tierra, es un proceso que va muy bien la primera vez, porqué es como enchufar una máquina vieja, al principio necesita un empujón. Pero después ya no será necesario. De otra manera, estarías sobre-exponiendo los microorganismos que viven debajo la tierra y la debilitarías.

Si tienes mucho terreno, puedes alquilar un motocultor. Pero esta tarea con una horca manual se puede hacer perfectamente.

Una vez rota la tierra, aplica el abono escogido en superficie. Con una capa entre 3 y 5 cm bastará.

Por último semi-entierra el abono unos 10 cm.

 ¡Ya tienes el bancal listo para plantar y sembrar! 

Busca las hortalizas por su estación

Sé que hace mucha ilusión tener tomates en el jardín, pero no se pueden cultivar durante todo el año. Un error frecuente, es plantar las cosas fuera de temporada. Si haces esto, la planta se debilitará y tiene muchos números para morir.

Por lo tanto, hazte con un buen calendario hortelano. En mí ebook las 4 estaciones del huerto podrás encontrar toda esta información.

Cómo empezar un huerto ecológico en el jardín de casaUna vez sepas qué puedes plantar, deberás escoger el espacio.

Ten en cuenta que cada planta necesita un marco de plantación diferente, es decir, el espacio para crecer. Es muy importante que lo respetes, para que las hortalizas se puedan desarrollar adecuadamente.

  • 60 cm entre plantas: brócoli, coles, calabacín.
  • 50 cm entre plantas: apio.
  • 40 cm entre plantas: pimiento, berenjena, tomate, judías, habas, guisantes, nabo.
  • 20 cm entre plantas: acelgas, albahaca, lechuga.
  • Entre 10 y 15 cm: remolacha roja, espinacas, ajos, fresas, rúcula, zanahorias, cebolla, rabanito.

Últimos consejos

  • Pasa a la acción. No obtendrás resultados si no te ensucias las manos de tierra, no entres en bucle con la lanificación.
  • Observar es la rutina de todo hortelano. No todo se encuentra en libros. Por ello, es tan importante observar, siempre, para entender cómo responden las plantas en tu espacio.
  • Celebra los pequeños avances. Disfruta del camino y vive el momento.

Estela Delga – Vidaverdi

Instagram – Pinterest – YouTube  – Web


¿Quieres saber más? Estela Delga acaba de lanzar el curso online para hacer realidad tu huerto. El único curso online donde aprendes a cultivar de manera sostenible para ti y el planeta​. Te enseña a hacer un huerto bonito y productivo con mi curso online Huerto-jardín sostenible. Conecta con la naturaleza y obtén hortalizas saludables en tu huerta familiar. Ver curso online.

Si te ha gustado este post no te pierdas: 4 Pasos para hacer un huerto sostenible en el balcón

1 Comentario

  1. Qué envidia de huerto. Me he montado una miniplantación con lo que me cabe, algunas aromáticas y fresas, y ya me siento jardinera, he, he.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It