¡Hola!

¡Ya estamos de vuelta! Como te contamos en la newsletter, la semana pasada fue un poco complicada y no nos dio tiempo a publicar ningún post. Nos hemos tomado un descanso imprevisto y esta semana volvemos con más fuerza!

Sigo desde hace tiempo la cuenta de The Story of Stuff en Youtube y el otro día colgaron un nuevo vídeo en el que nos cuentan la “Historia de las microfibras“, sin querer ser alarmistas, casi toda nuestra ropa está fabricada con fibras de poliester (incluso si utilizas marcas que fabrican su ropa a partir de plástico reciclado). Al lavar la ropa las minúsculas microfibras se van al mar, allí “hacen de las suyas” y acaban formando parte de la cadena trófica, es decir, que al final nos comemos las microfibras de nuestra ropa (igual que las cremas exfoliantes convencionales).

El tema de los residuos es algo complicado, muy complicado. Estoy leyendo Sapiens, libro que te recomiendo, y me paré a pensar: ¿qué residuos tirarían nuestros antepasados? En el rural, donde he vivido toda mi vida, la gente no tenía contenedores al lado de casa y los residuos que generaban pasaban a formar parte de la tierra como abono (lo que ahora llamamos compost) o como alimento para los animales. Lo que no servía se reutilizaba como macetas, adornos, cierres de fincas, etc. Si te has paseado por el rural gallego podrás ver muestras de este “feismo” que no son más que DIYs a la antigua.

Desde que aparecieron los plásticos y la sociedad de consumo, el problema de los residuos se agravó. Pasamos de comer lo que cultivábamos, reutilizar, alimentar a los animales y abonar el campo a comprar y tirar. Muchos de estos residuos son compostables como por ejemplo el papel, pero la mayoría no lo son. Si no que tardan muchísimos años en biodegradarse en la naturaleza.

La biodegradación según la RAE es “el proceso de descomposición de una sustancia mediante la acción de organismos vivos.” ¿Qué organismos vivos? Pues básicamente hongos y bacterias, pero también otros como lombrices, pequeños insectos, etc.

¿Qué es biodegradable? Pues aquello que está formado por materia orgánica, como restos de comida, de vegetales, plantas, papel, etc. La biodegradabilidad de los materiales depende de su estructura física y química, algunos como el vidrio no pueden ser biodegradados.

Como puedes ver en la infografía, hay algunos residuos como las pilas que tardan unos 1000 años en degradarse, algo que nunca debería pasar, ya que las pilas son muy contaminantes. Lo mismo con el resto de residuos. Con este gráfico queremos que seas consciente de lo que pueden llegar a tardar en degradarse muchos de estos residuos por ejemplo en un vertedero convencional.

Es muy importante que en primer lugar reduzcas el consumo de los residuos que más tardan en biodegradarse y si no te queda otra, recicla o reutiliza. 🙂

¡Volvemos el jueves com más!

  • Rut y Nahir

2 Comentarios

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: