¡Hola!

Hace unas semanas vi un documental muy interesante sobre el colesterol y el azúcar. En resumen, venía diciendo que nos hemos vuelto tan locos con el colesterol y nos hemos olvidado del azúcar. El documental es algo polémico, ya que habla “del gran engaño del colesterol”.

El azúcar está presente en miles de alimentos procesados (y no procesados) como salsas, pan de molde, dulces, zumos, etc. Esto ha hecho que la diabetes y la obesidad hayan aumentado de manera alarmante en las últimas décadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda: “Reducir el consumo de azúcares libres a lo largo del ciclo de vida. Tanto para los adultos como para los niños, el consumo de azúcares libres se debería reducir a menos del 10% de la ingesta calórica total. Una reducción por debajo del 5% de la ingesta calórica total produciría beneficios adicionales para la salud.

Algo que es alucinante es que en el siglo XVIII el consumo de azúcar por habitante y año era de 3-5 kg. y en la actualidad llegamos a los 70 kg!!

Hoy quiero centrarme en los zumos y smoothies*, nosotras también nos unimos a la moda en su día e hicimos un batido naranja, para un bronceado saludable y un batido verde.

*No quiero decir que estos batidos/smoothies sean malos para la salud.

Azúcares libres e intrínsecos

“Los azúcares libres incluyen los monosacáridos y disacáridos añadidos a los alimentos por los fabricantes, los cocineros o los consumidores,  así como los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los jugos de fruta y los concentrados de jugo de fruta .”

Es decir, los azúcares libres son todos aquellos que se añaden al producto pero también aquellos que no son añadidos, que estén presentes en los alimentos (miel, zumos, etc.)*

“Los azúcares intrínsecos se encuentran en frutas y verduras frescas. La OMS dice que como no hay pruebas de que estos azúcares sean malos para la salud  las recomendaciones no se aplican al consumo de azúcares intrínsecos de frutas y verduras enteras.  

*La OMS recomienda no consumir más del 10 o incluso 5% de azúcares libres y por ejemplo un vaso de zumo tiene cantidades similares de azúcar que las de un refresco azucarado de cola.

Los zumos y el azúcar

¿Cuanto tardarías en tomarte 3 o 4 naranjas? Si haces un zumo te lo tomas en unos segundos en cambio si te las tomas enteras tardarías mucho más, además de tomar mucha más fibra. Esta reflexión es la que utilizan en el documental para explicarnos que los zumos caseros también tienen gran cantidad de azúcar libre.

Con “zumo” me refiero a los zumos de fruta caseros, batidos o smoothies hechos con fruta triturada. Todos ellos tienen más de una pieza de fruta, a veces 4 o 5.

Además, hace unos días ha salido una nota de la Asociación Americana de Pediatría que recomienda que los niños menores de 1 año no deben consumir zumos (ni caseros ni de bote) y a partir de 1 año la ingesta debe ser controlada y nunca debe llegar a más de 1 vaso diario.

Nuestra recomendación

Creemos que no es malo tomarte un zumo al día (si eres adulto y no tienes diabetes) y de vez en cuando también podemos tomar un batido/smoothie lleno de frutas de todo tipo, de la misma manera que de vez en cuando nos tomamos un pastel.

Si tienes niños menores de 1 año es preferible que le des la fruta troceada y para los mayores de 1 año el consumo debe ser de menos de 1 vaso al día. ¡Y nada de zumos procesados cargados de azúcar!

Como dice Juan Revenga “habría que utilizar el azúcar como si de una especia o hierba aromática se tratara, es decir en muy poca cantidad”

Rut

Fuentes:

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: