¡Hola!

Este post no esta planeado, ni si quiera lo teníamos en la lista de temas. Pero ayer viendo el telediario aluciné con este vídeo de un montón de gente corriendo para comprar una taza de Chip, uno de los personajes de La Bella y la Bestia.

La taza en cuestión se puso a la venta el 22 de mayo y mucha gente llevaba meses esperando a que saliera para ser los primeros en comprarla. ¿Qué pasó? Pues que en algunas tiendas agotaron las existencias, unas 400 tazas, en pocos minutos y ahora hay un mercado de reventa en donde venden las tazas 10 veces más caras.

No estoy criticando que quieras tener la tacita en cuestión, si eres fan de La Bella y la Bestia puede ser un buen recuerdo (y muy barato* además). Pero de este tipo de comportamientos se pueden sacar algunas reflexiones.

 *Si no tenemos en cuenta las condiciones laborales y medioambientales en las que se habrán hecho esas tazas. 

Consumismo vs Consumo

Siempre hay un poco de confusión en torno a estos dos términos. Consumo y consumismo no son lo mismo y según la RAE:

Consumismo: Tendencia inmoderada a adquirir, gastar o consumir bienes, no siempre necesarios.

Consumo: Acción y efecto de consumir (comestibles u otros bienes).

Es decir, todos consumimos productos todos los días, ya sea energía (electricidad, agua, combustibles…) o bienes de consumo como alimentos, ropa, etc. La diferencia entre consumo y consumismo está en que el consumo es de bienes necesarios y el consumismo no.

¿Y porqué caemos en el consumismo? En la actualidad estamos bombardeados por información: televisión, ordenadores, móviles, tablets, anuncios en las calles…Si te paras un segundo, hay muy pocos momentos del día en los que no veas información o publicidad.

Y todo este bombardeo nos crea necesidades ficticias, que dicen que nos harán más felices, que si tienes una casa más grande, un coche más grande o una tele más grande serás la persona más feliz del mundo. Y eso no es así.

Consejos para no caer en el consumismo

El consejo principal es hacer un consumo consciente, consumir cosas que realmente necesitamos y que tengan un trasfondo ético. Estos son nuestros consejos:

  1. Antes de comprar párate a pensar si lo necesitas. Es algo que repetimos mucho, pero es el punto principal. A veces compramos por impulso (todos lo hemos hecho alguna vez) y luego nos damos cuenta que no lo necesitábamos. Además, existen muchas opciones para evitar la compra: compra de segunda mano, reutilizar, los DIY, intercambio con amigos o familiares, etc.
  2. Mira las etiquetas. Es importante que las cosas que consumimos afecten lo mínimo al medioambiente y a las personas. Consume comercio justo, moda sostenible, consulta las ecoetiquetas.
  3. Ten un pensamiento crítico. La publicidad está muy bien, muchas veces es genial incluso, pero piensa que ellos siempre quieres que consumas más.
  4. Infórmate. Si de repente tienes la necesidad de comprarte algo, infórmate bien, pregunta, hazte preguntas.

Muy interesante esta conversación de Jordi Évole con José Mujica sobre el consumismo:

 

 

Sabemos que muchas veces es complicado ser 100% sostenible o ético a la hora de comprar, a nosotras nos pasa. No todo lo que compramos es 100% sostenible. Pero lo importante es empezar a darse cuenta de que pequeños gestos pueden hacer mucho y que como consumidores tenemos mucho que decir.

Rut

*Nota: Buscando información sobra la taza, hemos encontrado estos DIY para hacerte tu propia taza de Chip de la Bella y la Bestia 🙂 DIY 1, DIY 2

 

Más información:

 

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: