¡Hola! ¡Aquí estamos de nuevo! Aunque sigo de vacaciones oficialmente me apetecía pasarme por aquí para contarte cómo nos lo hemos pasado estas dos semanas en las que las hermanas Esturirafi han estado juntas de nuevo disfrutando del verano gallego.

Yo (Rut) no me he ido de vacaciones a ningún sitio, pero la verdad es que viviendo aquí no se echa mucho de menos. Sobre todo si te gusta tanto la playa como a mi, con un libro y sol ya soy feliz. Galicia siempre es un buen plan para irte de vacaciones. 

¿Qué hicimos estas vacaciones?

Estas vacaciones teníamos miles de cosas planeadas, las dos tuvimos estos 15 primeros días de agosto varias comilonas familiares (a la gallega) donde no faltó de nada: pimientos de padrón, pulpo, marisco, navajas…vamos, todo muy healthy.

1. Yoga

A los dos días de aterrizar Nahir dio su primera clase de yoga en Moaña (donde vivo), la hicimos al aire libre en un parque al lado del mar y estuvo muy bien, todos nos quedamos con ganas de repetir!

Nahir está haciendo un curso para ser instructora de yoga y quería hacer una “práctica real”, el resultado fue tan bueno que ya tiene alumnos en lista de espera! 🙂

2. Playa

A las dos nos encanta la playa, así que aprovechando que la casa de nuestros padres está bastante cerca del mar, bajábamos por las mañana o por las tardes a tomar el sol y darnos un chapuzón. No son playas muy concurridas, así que puedes disfrutar tranquilamente y sin aglomeraciones.

Si vienes a Galicia de vacaciones y te apetece disfrutar de las playas te recomendamos las de las Rías Baixas, y para mí, las mejores son las del Morrazo (aunque en esta época del año están un poco masificadas). En Galicia tienes más de 700 playas para elegir.

Playas que visitamos:
  • Playa de Prado o de Cañas (Nigrán). Es “nuestra” playa, a la que íbamos cuando éramos pequeñas. Es ideal por las mañana con marea baja porque puedes pasear hasta la Playa de Patos que está al lado. Suele tener bastante oleaje y surfistas.
  • La Cala (Nigrán). Justo al lado derecho de la playa de Prado hay una pequeña cala llena de rocas, perfecta para los niños cuando está la marea baja ya que se llena de “pozas” (charcas) donde pueden jugar tranquilamente. Cuando está la marea alta o cuando hay oleaje suele haber muchos surfistas.
  • Playa del Con (Moaña). Esta es la playa que tengo más cerca de casa y la que me gusta ir cuando tengo un rato. Aunque suele llenarse bastante ahora en verano, por la mañana es mucho más tranquila.
  • Playa de Nerga (Cangas). Otra de nuestras playas preferidas. En el otro lado de la ría de Vigo, esta playa de arena blanca, aguas tranquilas y en un entorno totalmente natural es una maravilla.
  • Playa de Castiñeiras (Cangas). Es una playita situada en Hío, una parroquia de Cangas. Es una playa de postal, paradisíaca en la que los árboles caen encima de la playa como si fueran palmeras caribeñas. El agua es transparente, aunque eso sí, más fría que en el Caribe 🙂
  • Playa de Area Maior (Muros). A esta playa fuimos de excursión. Situada en el ayuntamiento de Muros (Coruña) es una playa enorme, de arena blanca y con bastante oleaje. Eso sí, el agua está congelada.
  • Playa de Louro (Muros). Situada al lado de la anterior, está un poco más protegida del viendo y está en una zona preciosa. Con un sistema dunar y una laguna protegidas, es una visita obligada si vienes a Galicia.

3. Comer

Si vienes a Galicia vas a comer mucho, sí o sí y más en verano. Nosotras entre comidas familiares, cenas y picoteos varios vamos tener que esmerarnos en el nuevo curso.

Dónde comer en Galicia

Puedes encontrar miles de sitios buenos para comer en Galicia. Depende de lo que busques. En el Casco Vello de Vigo por ejemplo, tienes sitios para todos los gustos: desde los más gourmets hasta la tapería más típica. Restaurantes tradicionales, hamburgueserías, vegetarianos…hay opciones para todos. Sólo hay que saber buscar.

A nosotras nos encanta Ovella Negra (Moaña), Momo (Cangas do Morrazo), La Pepita (en varios sitios de Galicia), A Mordiscos (Vigo)…y muchos sitios más, como los “furanchos” tradicionales que hay por toda Galicia, tascas, tabernas y demás.  

 

 

Y estas son algunas de las cosas que hemos hecho estas vacaciones, además de ir al Marisquiño, hacer surf, yoga en la playa, descubrir que algún famoso nacional veranea en “nuestra cala” y dormir también he aprovechado para leer, ahora estoy aprendiendo mucho sobre la Guerra Civil española con el libro Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie, muy interesante.

Hasta aquí el post de hoy. Las dos estamos un poco espesas, así que esperamos que no nos lo tengas mucho en cuenta. Debe ser el sol o las vacaciones que han hecho que nuestras neuronas estén en modo slow… Prometemos volver con fuerzas y con novedades muy pronto.

¡Un abrazo!

Rut y Nahir

3 Comentarios

  1. Hola Rut,

    Que genial es poder disfrutar de Galicia en verano, los que vivimos aquí somos gente afortunada 🙂

    Me ha llamado la atención el tema del yoga y llevo un tiempo planteándome esta práctica, pero me gustaría hacerlo en casa sin tener que ir a clases, ¿creéis que se pueden obtener buenos resultados de esta manera?

    Muchas gracias y un fuerte abrazo,

    Lorena

    • Hola Lorena! Practicar yoga siempre va a ser beneficioso! En casa, sola, tiene sus dificultades, crear el hábito de práctica, saber que estas haciendo la postura correctamente… Hay personas que se llegan a lesionar… Luego está la parte espiritual, las respiraciones, la meditación que solo un buen profesor sabrá transmitir… Pero no te quiero desanimar así que te recomiendo que empieces con videos para principiantes, mira antentamente como el profesor construye la postura y luego repítela, puedes gravarte para saber si lo estás haciendo bien, ecucha tu cuerpo y respeta tus límites. Y cuando puedas vete a clases con un profesor, prueba varios centros, diferentes estilos y descubre cuál te sienta mejor! Namaste

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: