¿Te pierdes con las ecoetiquetas? Normal, a mi me pasa lo mismo… ¡Diferenciarlas es todo un reto! Productos ecológicos, cosmética natural, punto verde, agricultura ecológica… Cada vez hay más etiquetas y todas son diferentes. Es importante conocerlas para saber cuando un etiquetado es oficial y cuando un sello puramente decorativo… Si no estás preparada pueden engañarte fácilmente.

En el post de hoy vamos a hacer un pequeño recorrido por el mundo del etiquetado:  ecoetiquetado o etiquetado ecológico. La próxima vez que compres un producto sabrás con seguridad qué estas adquiriendo y qué significan sus etiquetas.

¿Cuántos tipos de etiquetado ambiental hay?

 Existen dos tipos de etiquetados: los legales, es decir, aquellos que dan respuesta a algún requisito legal y los voluntarios, de cumplimiento voluntario por parte de los productores. 

Etiquetados legales

Legales obligatorios, como por ejemplo el etiquetado de sustancias peligrosas, el marcado CE y las etiquetas de uso alimentario. Dentro de este tipo también están todas las de eficiencia energética (aparatos de uso doméstico, neumáticos, automóviles y edificios).Existen también etiquetados legales voluntarios, el ejemplo más claro es el punto verde de Ecoembes que significa que la empresa fabricante paga una tasa para la gestión de sus envases. Es un etiquetado legal, porque está recogido en la Ley de Envases y Residuos y además voluntario porque cada productor decide se se adhiere o no a Ecoembes.

 

Etiquetados voluntarios

 A diferencia de los anteriores, este tipo no está marcado por la legislación y su uso es totalmente voluntario. Dentro de esta categoría están las etiquetas ecológicas o ecoetiquetas.

¿Para qué sirven las ecoetiquetas? para que el fabricante nos demuestre que está cumpliendo con una serie de requisitos medioambientales y para que el consumidor sea capaz de identificar productos medioambientalmente más sostenibles.

Existen tres tipos de ecoetiquetas: Tipo I, semi-tipo I, Tipo II y Tipo III. Pero yo me voy a centrar en las dos primeras, que son las más comunes y las que podemos ver más a menudo.

Ecoetiquetas. Tipo I

Son sistemas voluntarios de etiquetado ambiental que identifican y certifican de forma oficial que los productos que la llevan tienen un menor efecto sobre el medio ambiente.

A nivel europeo existen sistemas nacionales de ecoetiquetado como el Ángel Azul de Alemania, AENOR Medio Ambiente de España o la Etiqueta Ecológica Europea (conocida como flor europea).
Un fabricante puede certificar su producto con la ecoetiqueta de su país, con la de otro país o con la Flor Europea. 

Etiquetado semi-tipo I 

Estas ecoetiquetas suelen pertenecer a organizaciones sociales, asociaciones sectoriales, agrupaciones de empresas fabricantes, etc. Cuyo principal objetivo es conseguir que la mayor cantidad de productos posibles se certifiquen bajo su sistema, para lograr el mayor reconocimiento posible por parte de los consumidores.

Dentro de este tipo se encuentran las etiquetas de agricultura ecológica, pesca sostenibleconsumo energético, uso de madera (FSC, PEFC), productos textiles… Las que solemos encontrar en muchos productos que compramos a diario. A partir de hoy te vas a fijar mucho más.

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

13 Comentarios

  1. Siempre escribes/escribís sobre cosas super interesantes y casi los posts son de temas de los que nunca había oído hablar!
    Estas Navidades me fijaré a ver si veo ecoetiquetas!

  2. La verdad es que al principio es un poco lio pero una vez que te acostumbras a mirar los pictogramas, de todo tipo, resulta muy útil, aunque tardes un poquitos más en comprar y desesperes a las persona que te acompaña 🙂

    Besos

  3. Muy interesante, sí señora :). La verdad es que te has metido en un berenjenal buscando algunas de las etiquetas ecológicas, si te descuidas puedes encontrar cientos… pero no has hecho nada mal trabajo 😉 , ¡felicidades! 🙂

  4. Si Isabel, al principio es un poco lio…aun me he dejado algunas en el tintero, pero se hacia un poco largo. Más adelante las iré explicando una a una 🙂 un beso!

  5. Jejej gracias Ester! Y eso que he resumido!! Esto de las etiquetas es un mundo… Ya se podían poner de acuerdo y unificarlas un poco 😉 Besos!

  6. Begoña Araújo Respuesta

    Me parece muy interesante e importante este post. A partir de ahora voy a andar con más ojo. Esto hay que difundirlo!!
    Gracias!

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It

A %d blogueros les gusta esto: