En el post de hoy tenemos el placer de presentarte a Alba Sueiro Román, muchas la conoceréis por su blog: «Una Vida Simple«. Un blog en el que compartía sus pasos hacía una vida más sencilla, más sostenible y en resumen más feliz. Recientemente, Alba ha sido madre y nos preguntábamos como se superan todos los obstáculos que la llegada de un bebé suponen: ¿Es posible ser mamá minimalista? ¿Mantener un estilo de vida residuo zero con un bebé en casa? ¿Cuáles son los mayores retos de una mamá zero waste?

Una entrevista reveladora en la que Alba  comparte con total transparencia y sinceridad la dificultades durante posparto , la importancia de transmitir tu estilo de vida a la familia y amigos y que la clave final está en la sencillez.

Este año en Esturirafi nos hemos propuesto entrevistar a todos nuestros referentes, todas esas personas que nos sirven de inspiración en nuestro camino hacia una vida más sostenible. ¡Esperamos que también sean una inspiración para ti!

Una vida simple, sencilla, sostenible… ¿Con la llegada de un bebé a casa has conseguido mantener el estilo de vida simple?

Qué buenísima pregunta. Diría que sí. Es cierto que hay aspectos de tu vida que cambian y sobre los que pierdes ligeramente el control. Sí, artilugios de bebé que ocupan toda la casa, os estoy hablando a vosotros. Pero en esencia, seguimos llevando una vida sencilla: tenemos la suerte de tener primos mayores así que toda la ropa del peque es de segunda mano, su alimentación durante los primeros meses fue el pecho y después ha comido lo mismo que el resto de la familia así que podemos seguir comprando sin plástico, utilizamos jabón sólido y productos naturales residuo cero para su higiene, etc.

Quizá lo único que ha cambiado con la llegada del bebé es que antes vivíamos en la ciudad por lo que nos movíamos en transporte público y cuando necesitábamos hacer un trayecto en el que el coche era necesario lo alquilábamos. Cuando nació nuestro hijo nos mudamos al pueblo a una casa más grande y compramos un coche así que ahora nuestra huella ambiental es un poquito más profunda.


Alrededor de los bebés se acumulan muchas cosas, se reciben muchos regalos: productos de higiene, ropa, juguetes… La vida simple y minimalista parece imposible ¿Cómo enfrentarse a todo esto y mantener nuestros valores?

Es verdad que cuando llega un bebé de repente recibes una avalancha de objetos que asustaría a cualquiera, sea minimalista o no. En nuestro caso ayudó mucho que yo tuviera un blog sobre minimalismo, consumo responsable y sostenibilidad. Nuestro entorno sabe que no usamos plástico en casa y que preferimos tener pocas posesiones y elaboradas de manera justa. Aun así, lo dejamos claro antes de que naciera.

Avisamos a familia y amigos de que no necesitábamos nada porque los primos ya nos iban a dar todo lo básico: bañera, ropa, cuna, etc. Así que lo que hicieron fue regalarnos objetos que íbamos necesitando a lo largo de los primeros meses.

 Otro obstáculo con el que nos hemos encontrado han sido los regalos de cumple y los Reyes Magos . En este tema hemos querido ser respetuosos con nuestra familia pero también dejar nuestros valores claros. Uno de los principios educativos más importantes en nuestra casa es la apreciación de lo que tenemos.

Creemos que es importante que nuestro hijo valore lo que tiene para que aprenda a disfrutar de las pequeñas cosas y no se acostumbre a conseguirlo todo y ahora-mismo. Sabemos que le va ayudar en la vida aprender a esperar y a manejar su frustración. Por eso para nosotros como padres, es importante que tenga los regalos justos.

¿Cómo se traduce esto?

En su cumpleaños pedimos que no le regalaran nada (ojo, tiene un año y no se entera mucho, no es lo mismo que un niño de más edad), pero que si no podían resistirlo le regalaran un cuento o un juguete de madera. Uno por familia. Lo mismo con Olentzero (mi marido es vasco) y en Reyes Magos. En general se ha respetado, pero creo que todavía nos falta trabajo de concienciación por hacer.

En cuanto a niños mayores, supongo que la estrategia se complicará por las influencias de los compañeros del colegio o las modas. No puedo prever el futuro, pero lo que nos gustaría es mostrarle con el ejemplo que no se necesita mucho para pasarlo bien. Y seguramente, según vaya creciendo, pidamos que le regalen experiencias antes que cosas: una tarde en el cine, una visita a un museo que le apetezca o una entrada al parque de bolas, por ejemplo.


¿Cuáles son para ti los básicos para que la llegada del bebé sea lo más zero waste / sin plástico posible?

En realidad el arma más potente para combatir los residuos con un bebé es la misma que utilizamos para vivir una vida zero waste como adultos.  Pensar en nuestras verdaderas necesidades. 

¿Realmente necesitamos baberos o cambiadores desechables, pinzas para el chupete o juguetes de plástico con música para la cuna? Y podría seguir: ¿de verdad son necesarios los zapatos para bebés de un mes, cinco chupetes por si acaso o el último aparato milagro para hacerle dormir? Al final, la sencillez es la reina del residuo cero tanto para grandes como para pequeños.

Ahora paso a responderos. Aunque parezca que no tiene nada que ver, creo que esa lista de básicos zero waste o sin plástico depende mucho de cómo ha sido tu parto.

 El postparto es una etapa muy difícil.  Te encuentras con incomprensión, cansancio y una vida nueva que todavía no sabes muy bien cómo encajar. Así que quizá en lo último que estás pensando es en tus objetivos residuo cero.

De hecho, nosotros durante el primer mes ni nos lo planteamos. Seguimos reduciendo el plástico como siempre (de hecho hicimos una compra enorme de productos a granel antes de que yo saliera de cuentas para tener la despensa llena por un par de meses), pero al bebé le poníamos pañales normales y corrientes, usábamos toallitas desechables, utilizábamos cremas y productos de higiene envueltas en plástico, entre otras cosas.

Una vez que pasó el primer mes (mi parto fue muy bueno y yo me sentía totalmente recuperada, habrá familias que tardarán más) comenzamos a reducir el plástico también con el bebé. Empezamos a usar pañales de tela, hicimos nuestras propias toallitas con muletón de algodón, compramos jabón sólido para bañarlo y crema de culito en vidrio para los cambios de pañal, chupetes y mordedores de caucho natural, etc. Creo que esta lista responde más o menos a la pregunta.

Pero explico el tema del postparto porque me gustaría quitar presión en ese aspecto ya que es fácil encontrarte con muchos plásticos imposibles de evitar. Por ejemplo, las gasas que utilizas para curar el ombligo del bebé vienen envueltas en plástico o quizá necesitas unas pezoneras para ayudarte a dar el pecho en los primeros meses.

Lo importante no es pensar en cuánto plástico estamos generando ahora cuando antes no lo hacíamos, sino sentirnos orgullosos de los desechos que reducimos con estas pequeñas acciones.


Nos podrías contar un poco más sobre tu experiencia con los pañales de tela. Ventajas – Inconvenientes.

Hay muchos tipos de pañales de tela así que yo solo puedo hablar desde mi experiencia con los pañales todo en dos, que se dividen en dos partes (cobertor y relleno) para que sequen más rápido.

 La mayor ventaja es que sabes lo que ha comido tu hijo cada día sin necesidad de preguntarlo en la guardería.  No, es broma. Los pañales de tela tienen muchas ventajas. Medioambientalmente son una opción muy buena porque evitas kilos de desechos que, obviamente, no se pueden reciclar ni reutilizar.

También (y aquí hablo desde mi experiencia porque hay familias que me han contado lo contrario) he notado que la piel del bebé agradece el contacto con la tela. No hemos tenido casi ningún problema de irritaciones o erupciones. Además, puedes guardar los pañales reutilizables si planeas tener más hijos o incluso esterilizarlos y donarlos a alguna ONG.

Una de las desventajas es que necesitarás organización, tiempo y, por qué negarlo, pocos escrúpulos para lidiar con las deposiciones de tu hijo. En casa nosotros dejábamos los pañales usados en un balde con agua durante el día para que no solidificaran (sí, esto puede suceder) y todas las noches sin excepción los enjuagábamos para poner la lavadora a la mañana siguiente.

Otra desventaja es que si sueles viajar necesitas el doble de organización, aunque siempre puedes optar por comprar pañales desechables ecológicos por unos días. Finalmente, la absorción también se puede ver disminuida con el paso de los meses si en casa no tienes secadora. Eso es lo que nos ha pasado a nosotros en cuanto el peque cumplió un año, por lo que tuvimos que pasarnos a los desechables ecológicos. Pero sé por otras familias que si utilizas secadora siguen funcionando igual de bien.


¿Que lecturas recomendarías a futuros padres que busquen criar y educar a sus hijos con valores sostenibles?

Realmente no he leído mucho sobre crianza sostenible pero mi recomendación para educar a los pequeños en la sostenibilidad es que intenten pasar el mayor tiempo posible en la naturaleza. Creo que no hay mejor lección para enseñarles a cuidar y entender el entorno que estar en contacto con las estaciones, los animales, jugar con la tierra, plantar un huerto, ir de excursión al bosque, bañarse en el río… Además de enseñar a tus hijos a proteger la tierra estarás generando recuerdos maravillosos para el resto de sus vidas.


Aunque todo el contenido del blog «Una vida simple» está disponible, desde hace unos meses no hay nuevos post. Alba ha parado de publicar en su blog para centrarse en un nuevo proyecto en el que ha fusionado sus dos pasiones: la escritura y la sostenibilidad. No se nos ocurre nadie mejor que ella para ayudar a marcas social y medioambientalmente responsables a conectar con su público.

Puedes seguir todas las novedades de Alba en su perfil de Instagram.

Si te ha gustado esta entrevista no te puedes perder:

Autora

Siempre aprendiendo algo nuevo. La mitad de Esturirafi, escribo sobre vida saludable y moda sostenible.

2 Comentarios

    • Nahir Respuesta

      ¡Muchas gracias a ti! Estamos seguras que vas a ser una gran inspiración para muchas personas. ¡Un abrazo!

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other