Todavía no tengo claro por que se han puesto de moda las cápsulas de café… Sus defensores sostienen que el café sabe mejor, que es rápido, limpio, muy cómodo… Que no hay que preocuparse por las cápsulas, las metes en un sobre las envías y las reciclan… ¿Todo ventajas?
Hoy me he propuesto rebatir todos estos argumentos, no debe de ser muy difícil ya que hasta el inventor de las monodosis K-cup – el modelo de cápsulas más popular en Estados Unidos – se arrepiente de su invento. John Sylvan, ha reconocido que se arrepiente de haber creado por su impacto en el medioambiente. “Yo ya no las uso, son muy caras” a lo que añadió  “no importa lo que digan los fabricantes, las cápsulas no se pueden reciclar”.
 ¿Tiene sentido generar un residuo que estará cientos de años en el medio ambiente por un café? 

España es el tercer país del mundo con más consumidores de cápsulas de café, sólo por detrás de EEUU e Italia. Siete de cada diez hogares utilizan una cafetera de cápsulas y más de la mitad la usa todos o casi todos los días.


5 Motivos por los que dejar de usar cápsulas de café

1- Es más caro, mucho más caro.

 Estás pagando el kilo de café a 50€ , cuando un paquete normal de un kilo puede costar unos 15€. ¿No te lo crees? Vamos a hacer las cuentas. Una cápsula cuesta aproximadamente 0,35€ y lleva unos 7 gramos de café. Estamos pagando 0.05€ por gramo lo que se traduce a 50€ el kilo de café. Y este cálculo es tirando a la baja ya que hay cápsulas que cuestan 0,49€, traducido: ¡¡70€ el kilo!!


2- Su reciclaje es muy difícil.

Las cápsulas de café que se comercializan actualmente están hechas de aluminio o de plástico, en algunos casos contienen más de un material. A esto hay que sumar el café de su interior, es necesario abrir la cápsula y retirarlo antes de empezar cualquier proceso de reciclaje. Lo que encarece y dificulta todavía más el proceso.

El porcentaje de reciclaje de las cápsulas de café de Nespresso en España: un 10%. – Ballena Blanca

Además,  las cápsulas de café no son consideradas envases, por lo que no se pueden tirar en el contenedor amarillo . Ecoembes nos propone tres opciones para deshacernos de las cápsulas de café:

  • Entregar las cápsulas usadas a la marca fabricante. Infórmate sobre las opciones que te da la marca de tus cápsulas. En algunos casos puedes enviarlas o entregarlas en algún establecimiento.
  • Algunos puntos limpios también las recogen. ¡Ojo! No todos, por lo que tendrás que consultarlo antes. Puedes consultar cuál te corresponde en este buscador de puntos limpios.
  • Agotadas las otras posibilidades la última opción es tirarlas al cubo gris, el de basura general. 

3-  Demasiados envoltorios.

Si compras un kilo de café tendrás un único paquete de plástico, normalmente, que puedes suprimir si compras a granel con tu propio envase reutilizable. Sin embargo la cantidad de envoltorios se multiplica por diez si compras el café en cápsula. Al  plástico o aluminio de las cápsulas tienes que sumarle todo lo que las rodea: más plástico, cartón y papel…  ¿Es realmente necesario?


4. El café no es tan bueno…

No lo digo yo, lo dice un experto en café que analiza algunas de las cápsulas más conocidas. Solo una de ellas aprueba. Los aromas descritos van del carbón, al moho… ¡No te pierdas el vídeo de El Comidista!

 


5. Las cápsulas de café no son buenas para el medio ambiente.

Tal vez sea un método rápido, pero no es para nada limpio. Las cápsulas de café no son buenas para el medio ambiente.  Nosotras consideramos que el mejor desecho es el que no se produce y que reciclar no es suficiente. Por eso  consideramos las cápsulas un método sucio. 

Además… ¿Cuantas de las personas que utilizan cápsulas hacen el esfuerzo de reciclarlas…? La Organización de Consumidores de España (OCU) hizo un estudio entre sus socios y preguntó a los usuarios de Nespresso: ¿Qué hacen con estas cápsulas usadas?. Solo un 18% manifestó que las llevaba a la tienda cuando iban a comprar nuevas.  El 73% reconoció que las tiraba a la basura , mientras que el 9% dijo que hacía “otras cosas” con ellas.

En la ciudad alemana de Hamburgo se ha prohibido el uso de cápsulas de café en los edificios gubernamentales.

Las cápsulas de café requieren innecesarios recursos para su fabricación y generan excesivos desechos. No pueden reciclarse fácilmente porque mezclan plástico y aluminio. Son 6 gramos de café y 3 gramos de envoltorio. Es un derroche. Por eso en Hamburgo creemos que este producto no debe ser pagado con los impuestos de los ciudadanos”


Cuál sería el sistema más sostenible de tomarse un café.

Uno de los que menos energía consume y que no genera más residuo que el café es el de la cafetera de émbolo o de pistón: el agua se calienta y se echa directamente junto al café en una cafetera de cristal con un filtro.

Este sistema es parecido al de la cafetera italiana, pero tarda menos en calentarse y requiere menos energía. Nosotras seguiremos tomando nuestro café de cafetera italiana y compostando o reutilizando el café, cómo abono para las plantas o para hacer un exfoliante de café.

Campañas de marketing, muy agresivas, nos han vendido la idea de que beber café hecho en una máquina de plástico es elegante. Para gente con clase. Cuando lo único que quieren es que pagues el café a 50€ el kilo… Y tu, ¿Cómo haces el café?

Rut y Nahir

13 Comentarios

  1. ¡Magnífico artículo, Rut!
    A mí me regalaron una cafetera de cápsulas hace unos años pero la verdad es que sigo usando la de émbolo cuando hago café para mí, porque lo compro de comercio justo y porque me gusta más que el de cápsula.
    Lo que yo hago con las cápsulas cuando la uso (llámame loca) es vaciarlas una a una: tiro los posos de café en el cubo orgánico y las cápsulas a los envases. Me lleva unos minutos, pero me da igual. En mi caso son cápsulas de plástico duro, tirar eso a la basura orgánica me daba dolor de corazón.
    Pero sí, en general prefiero la cafetera de siempre.
    Un abrazo enorme,

  2. Me habéis convencido, he descartado las capsulas y he optado por comprar una cafetera italiana de toda la vida. De las de mi abuela, de las que dejan el aroma en toda la casa! Estoy muy contenta con la elección pero ahora no se qué café elegir, tenéis vosotras algún café preferido?

  3. Que bien!! El café sabe diferente en las cafeteras italianas! A mi me gusta muchísimo más!
    No tenemos un café preferido, está muy rico el café de Intermon que venden en algunos supermercados y sino puedes probar a molerlo tu misma! 😉
    Un abrazo!

  4. Pues no había leído nada al respecto, pero por si las moscas, en casa seguimos con juestra cafetera italiana de toda la vida… ¡Y después de leeros, seguiremos con ella!

  5. genial artículo. Este mensaje de las cápsulas hay que difundirlo, que la gente esta "idiotizada" con estos temas, sin ver más allá el problema.
    Yo sigo peleando para que en el trabajo sigamos con la electrica, y en casa como no, italiana, y que buena que está.

  6. José Manuel Respuesta

    Quería comentaros que también existen monodosis de papel, para otros tipos de máquinas. Las hay de dos tipos, unas son monodosis más compactas y otras menos compactas, estas últimas son las de las máquinas Senseo, de Philips. Nosotros hemos comprado una “Senseo Quadrante” y hemos desechado la Nespresso.
    Aunque guardáramos las cápsulas de aluminio usadas para tirarlas en de puntos limpios, a la hora de ir a tirarlas habían criado moho, y teníamos que cogerlas casi de una en una para meterlas por el agujero del contenedor.

    Las cápsulas de aluminio no sólo contaminan después de uso, como residuo, sino en la extracción minera del aluminio y en la fabricación misma de ellas.

    • Hola José Manuel, muchas gracias por tu comentario. La verdad es que a mi no me gustan en general las máquinas de cápsulas y antes de comprarme otra apostaría por una cafetera italiana o de émbolo que no genera más residuo que el propio café. Pero si ya tienes una en casa existen como bien dices cápsulas de papel de un solo uso, pero, habría que analizar este producto en detalle ¿Son solo de papel? Muchas veces llevan plástico camuflado. Puedes comprobarlo quemando la cápsula de papel, una vez retirado el café. En este vídeo lo explican, lo hacen con una bolsita de té pero podría aplicarse a los filtros de “papel” >> https://www.youtube.com/watch?v=FTFHq7oBRYU << Yo apostaría por cápsulas reutilizables de acero inoxidable. Un saludo

  7. Sin duda son argumentos irrefutables. En asa tengo café a granel pero en el tra ajo solo existe la posibilidad de las cápsulas…pero leyendo el post he caido que hay un hervidor de agua, así que puedo comprarme una de esas de émbolo que sea pequeñita y dejarla allí. Gracias!

    • Hola Casandra, Sí! siempre hay una alternativa, también puedes llevar en un termo el café de casa 🙂

  8. Os olvida lo de las cucarachas que viven dentro de la cafetera y no hay manera de que se vayan

  9. Aún se limpia fuera bien no hay manera porque viven en las tuberías y así que ya sta en la basura después de 3 años volveré a mi cafetera Italiana

  10. Hola a tod@s, estoy de acuerdo en los puntos que comentáis en el articulo pero creo que todo puede evolucionar y cambiar para mejor, por ese motivo quiero exponer la solución al final que creo solventa esos 5 problemas.

    1. El kilo por café es mucho más caro. Es normal que el precio sea mayor porque no solo estás pagando el café sino todos sus embalajes (cápsula de aluminio o plástico, bolsita individual o envase de cartón) esto conlleva un encarecimiento. Cuando compras el café en grano o molido adquieres envases de medio kilo o kilo para cafés comerciales de venta en supermercados y estos solo vienen con un envoltorio que también es contaminante de la misma forma que las cápsulas ya que constan de tres capas (plástica, aluminio y cartón). La primera de plástico protege al café del oxigeno y la humedad, la segunda de la luz y la tercera permite serigrafiar sobre ella. Yo prefiero pagar más por lo que hay dentro, un café de especialidad ya que muchas veces no se sabe lo que hay ya que su información en el envase es mínima. Eso lo explico más afondo en el apartado 4.

    2. Su reciclaje es muy difícil y estoy totalmente de acuerdo pero hay una solución muy válida que son las cápsulas reutilizables, aunque con un coste elevado pero la gente que dispone de éstas máquinas las adquieren por su rapidez y el preparar las cápsulas les lleva tiempo y sobre todo hay que practicar mucho para conseguir el mismo resultado o mejor, ya que a la hora de preparar un buen café expresso la molienda y compactación influyen mucho.

    3. Demasiados envoltorios, sí que lo son y la mejor solución sería algo sostenible, conseguir una economía circular en el sector del café, desde el productor hasta el cliente final.

    4. El café no es tan bueno y como dice el reconocido barista y catador Kim Ossenblok estos cafés de cápsulas no transmiten unas notas que se esperan de ellos (moho, madera, etc). También es cierto que en España hay poca cultura del café ya que el que solemos tomar es el comercial con sabor amargo y que endulzamos a base de azúcar pero existen otros tipos que abren nuestros cinco sentidos y para ello está generando el movimiento del café sensible, una gran iniciativa para el sector.

    5. Las cápsulas de café no son buenas para el medio ambiente, hay que buscar la economía circular de reutilización y su reciclaje al final del ciclo de vida.

    Y en todo esto que puedo aportar yo como amante del café. Pues después de darle muchas vueltas durante la pandemia que nos mantuvo en casa, y siendo también consumidor de cápsulas reutilizables lo vi claro y es ayudar de la misma forma que lo hago para mi mismo.

    Ayudando a recargar las cápsulas de café reutilizables de forma profesional, sostenible, personalizada para que puedan disfrutar de más tiempo además de aunar los granitos de arena de todos ellos al medio ambiente. Creando una economía circular en el sector de café en cápsulas que solvente sus problemas y mejore lo que existe actualmente.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It