¡No tires la comida a la basura!  Cada persona en la UE genera de media 173 kilos de residuos alimentarios al año, más del doble de su propio peso. Tan solo en España se desperdician 7.700 millones de kilos de comida.
El despilfarro de comida supone un problema ético. Mientras 800 millones de personas pasan hambre, alrededor del tercio de toda la comida producida para el consumo humano en el mundo, unos 1.300 millones de toneladas, se desecha o se pierde.
Este despilfarro también conlleva graves consecuencias medioambientales. Tirar la comida supone la pérdida de recursos naturales para producir alimentos que nadie consumirá: tierra, agua y energía. Incrementando también las emisiones de efecto invernadero.

“Nosotras –las personas- tenemos el poder para producir los cambios necesarios si convertimos el desperdicio de comida en algo socialmente inaceptable.” – Tristram Stuart

¿Cuantos alimentos tiramos a la basura?

Hasta un tercio de todos los alimentos se estropean o se desperdician antes de ser consumido por las personas.

A nivel mundial, se estima que un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde o se desperdicia en todo el mundo, lo que equivale a cerca de 1 300 millones de toneladas al año. Los alimentos se pierden o se desperdician a lo largo de toda la cadena de suministro, desde la producción agrícola inicial hasta el consumo final en los hogares.

Las cifras contrastan con el número de personas que no tienen suficiente para comer, al menos 795 millones, según cifras divulgadas por la ONU.

Más datos…

  • Con los alimentos que actualmente se desperdician en Europa se podría alimentar a 200 millones de personas.
  • En el comercio minorista se desperdician grandes cantidades de alimentos debido a estándares de calidad que sobrevaloran la apariencia.
  • Si fuese un país, el desperdicio de alimentos sería el tercer productor mundial de gases de efecto invernadero después de China y Estados Unidos,
  • Junto con las raíces y tubérculos, las tasas de desperdicio de frutas y hortalizas son mucho más altas que las de cualquier producto alimenticio. Casi la mitad de todas las frutas y hortalizas producidas se desperdician.
  • Frente a la creencia popular de que en el mundo de la restauración se echa a perder mucha comida, son los hogares los que más derrochan. El desperdicio alimentario en los hogares europeos supone, según la CE, el 42% del total; mientras que en la fase de fabricación ocurre el 39%; en la restauración, el 14%; y en la distribución, el 5%.

“En este momento se despilfarra más comida de la que podría ser consumida por todas las personas hambrientas.” – Tristram Stuart

Algunas de las causas que explican el desperdicio de alimentos en casa

  1. El uso de fechas de caducidad muy estrictas.  Como consumidores es importante saber la diferencia entre fecha de caducidad y consumo preferente. La fecha de caducidad de un producto indica cuándo dicho producto deja de ser seguro. La fecha de consumo preferente indica cuándo un producto empieza a perder sus cualidades físicas como el olor o sabor, pero sigue siendo seguro su consumo. Conocer esta diferencia es muy importante para evitar tirar a la basura alimentos que podemos comer perfectamente.
  2. Comprar más de lo que se necesita… La falta de organización de las comidas, comprar con hambre, dejarnos llevar por las promociones 2×1… Suelen ser los errores más comunes.
  3. La exigencia de los consumidores por alimentos cosméticamente perfectos. ¡Nosotras somos fans de las frutas y verduras feas! Sólo en Reino Unido, el país en Europa donde se tiran más alimentos, el informe de 2013 estima que cerca del 30% de los cultivos no son cosechados porque no cumplen las exigencias estrictas de los supermercados en materia de apariencias.

No tires la comida a la basura

Foto: Unsplash

¿Qué podemos hacer para desperdiciar menos alimentos?

  1. Planifica tu menú semanal y evita la improvisación. Al planificar tu menú sabrás qué y cuanto necesitas, evitando así tirar alimentos. Si eres de las que siempre tiene prisa te recomendamos probar el Bach Cooking, un técnica de cocina que te permitirá ahorrar tiempo y dinero.
  2. Haz una compra responsable: revisa la despensa y el frigorífico. Haz una lista y compra sólo lo que necesites.
  3. Conserva adecuadamente los alimentos. Cuando dejas de comprar la fruta en bolsas de plástico empieza un nuevo reto ¿cómo la guardo en la nevera? Sin la capa protectora de plástico la mayoría de frutas y verduras se deshidratan muy rápido, así que aquí empieza el problema. La solución en nuestra guía para conservar frutas y verduras sin plástico.
  4. Compra productos de temporada y consume la comida por orden de entrada: la más antigua primero.
  5. Aprovecha las sobras con creatividad. ¡Atrévete con nuevas recetas! Existen multitud de ejemplos de recetas utilizando sobras de comida. Las más famosas son las croquetas de toda la vida, pero puedes hacer tortillas, cake pops con restos de bizcocho, un pudin de pan
  6. A la hora de tirar la mejor opción es compostar, deposita en la basura sólo lo que sea imposible aprovechar.
  7. Si comes en el restaurante, no dudes en pedir que te pongan las sobras en un envase para llevar. Si llevas tu propio envase en el bolso mucho mejor, así evitas un recipiente de plástico de un solo uso.
  8. Utiliza el congelador. Cuando te sobre un poco de crema de calabaza, salsa de tomate, lentejas, unas albóndigas… ¡Congélalas! Otro truco es picar aquellos alimentos que utilices mucho, como el perejil, la cebolla o el puerro y congelarlos, para ir utilizando según necesites.

Los supermercados franceses ya no podrán tirar alimentos

Todo empezó gracias a Arash Derambarshal concejal del municipio de Courbevoie, un suburbio al noroeste de París.  Desde allí inició su campaña contra el desperdicio de alimentos y lanzó una petición en internet que recogió rápidamente más de 200.000 firmas.

Mediante una enmienda a la Ley de Transición Energética, a partir del 1 de julio del año próximo, los supermercados franceses de más de 400 metros cuadrados no podrán tirar a la basura los productos perecederos. Deberán donarlos a organizaciones dedicadas a la alimentación animal o a la fabricación de abonos agrícolas.

También hace ilegal la práctica usada por algunas cadenas de estropear deliberadamente con lejía los alimentos que tiran para impedir que sean extraídos de los contenedores de basura.

Los supermercados tienen ahora un período por ley para identificar a qué organización de caridad donarán sus alimentos con fechas no vencidas y aún comestibles.


Más Información:

Más Alimento menos desperdicio.

 

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

10 Comentarios

  1. No entiendo que se tire comida… Con las sobras de una cena, un poco de ensalada y una pieza de fruta tienes una magnífica comida para llevarte al trabajo el día siguiente. ¿Quién dijo que no tenía tiempo para cocinar? Más fácil imposible! 🙂

  2. Hola Eli!
    Yo nunca lo he entendido tampoco…Cuando estoy en el supermercado a veces me pregunto qué necesidad tenemos de que haya tanta variedad y cantidad si luego lo van a ¡tirar! Una tristeza muy grande… Un abrazo!

  3. Sí, esto es preocupante la verdad. En Estados Unidos, mis compañeras (italiana y japonesa) que te conté, ibamos alrededor de las 10pm a Dunkin' Donuts y adivina qué? recibiamos donas gratis, porque tiraban todo a la basura TODAS LAS NOCHES 🙁 y tanta gente en la calle pasando hambre o sin poder darse el gustico de un dulce. Fue un poco triste/molesto cuando el empleado nos contaba que era una política de la empresa.

    En mi casa (Vzla) mi mamá siempre guarda todo en la nevera, y luego hace tortillas y si sigue sobrando… pues se lo damos TODO a la señora que plancha jajaja es comiquisimo, la señora lo agradece demasiado <3 muy lindo!

    Acá yo como muy justo y trato de no botar nada nunca. Me gustaría poder hacer mi composta casera pero el apartamento no es mío y no hay espacio (que se pueda ensuciar un poco) tampoco para hacerlo 🙁 pero es algo que sin duda haré cuando tengo mi casita/apartamento propia.

  4. Sii a mi me asusta pensar la cantidad de comida que tiran restaurantes y supermercados… Yo hago todo lo posible para no tirar nada nunca y también me encantaría hacer mi compostera, pero en un piso es complicado… En casa de mis padres tenemos gallinas y está genial por que en caso de que tengas que tirar algo sabes que se va a acabar convirtiendo en huevos 🙂

  5. Pingback: Consejos para llevar una alimentación sostenible y saludable • Esturirafi

  6. Pingback: Cocina de aprovechamiento para eliminar residuos - Organicus

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It

A %d blogueros les gusta esto: