Como sabes, esta semana se celebra el Fashion Revolution 2017 y en Esturirafi queremos dedicarle toda la semana a la moda sostenible. Hoy os vamos a hablar de los tóxicos que hay detrás de las prendas de ropa.

¿Sabes que alguna de las prendas que llevas puestas puede contener sustancias perjudiciales para tu salud? La mayoría de las prendas tienen alguna sustancia tóxica en su composición.

Nosotras no éramos conscientes de esto hasta que empezamos a interesarnos por la moda sostenible. Una moda respetuosa con el medio ambiente y sus trabajadores, que se preocupa por no incluir sustancias tóxicas en la confección y en la composición de sus prendas. Además, el problema de que muchas (o la totalidad) de las grandes compañías textiles tengan sus fábricas en países con una legislación ambiental casi nula, hace que esta contaminación sea “legal” a pesar de que es perjudicial para el medioambiente y personas.

La preocupación por estas sustancias tóxicas, hizo que Greenpeace en 2011 iniciara su Campaña Detox.

¿Qué es la Campaña Detox de Greenpeace?

En 2011 Greenpeace comenzó a desafiar a grandes marcas textiles para que eliminaran estas sustancias tóxicas en la fabricación de sus telas.

En julio de 2011 lanzaron informes en los que vinculaban al sector textil con la contaminación del agua en China. Dentro de estos informes aparecieron grandes marcas de ropa y después de unos meses de campaña Nike, Adidas, Puma, H&M, C&A, Li-Ning y Marks & Spencer aceptaron el reto de Detox.

Un año después se unieron las marcas españolas Mango e Inditex, que se han comprometido a descontaminar su cadena de suministro antes de 2020.

Los criterios usados por Greenpeace se basan en la credibilidad del compromiso de las marcas y en sus acciones para alcanzar resultados concretos:

  • Principios Fundamentales: Son cuatro y representan los pilares del compromiso de una empresa: “principio de precaución”, “definición de cero”, “responsabilidad individual corporativa” y “derecho a saber”.
  • Transparencia: El derecho del público a conocer las sustancias químicas peligrosas que se utilizan para la producción de las prendas, qué vertidos se realizan en el ambiente en ese proceso y dónde están sucediendo.
  • Eliminación: Establecer plazos ambiciosos para eliminar los 11 grupos de sustancias químicas prioritarias sustancias químicas prioritarias y tener un sistema de puesta en práctica para identificar y eliminar el resto de tóxicos antes de la fecha límite, el 1 de enero de 2020.

Según estos criterios han dividido a la industria textil en tres grupos:

  • Líderes: Compañías con compromisos Detox que están llevando a la industria hacia un futuro libre de tóxicos con plazos creíbles y la aplicación de acciones concretas. Dentro de este grupo están por ejemplo el Grupo Benetton, C&A o H&M.
  • Greenwashers: Compañías con compromisos Detox incumplidos, enmascarando acciones inefectivas con promesas débiles sobre el papel. Como por ejemplo Adidas o Nike.
  • Rezagados: Compañías adictas a los tóxicos que no se comprometen y rehúsan a tomar la responsabilidad de su rastro tóxico. No tienen un compromiso Detox individual y creíble. En este grupo se encuetran Armani, Diesel o GAP.

En este documento tienes la descripción de cada grupo y los criterios seguidos por Greenpeace. Si quieres saber las últimas novedades de las campaña Detox visita esta web.

Las sustancias tóxicas prioritarias

Para cumplir con el reto Detox, las marcas participantes deben comprometerse a no utilizar estas sustancias tóxicas:

Alquifenoles, Ftalatos, Retardantes de llama bromados y clorados, Colorantes azoicos, Compuestos organoestánnico, Perfluorados, Clorobencenos, Disolventes clorados, Clorofenoles, Parafinas cloradas de cadena corta (PCCC)

Esta es la lista de sustancias trabalenguas que deben de evitar las marcas. Si eres químico, te habrás enterado y si no, estarás como yo…

Tintes en una empresa textil en Asia.

Estas sustancias se utilizan en el lavado y teñido de los tejidos, como desinfectantes o también para fabricar fibras sintéticas. Como la mayoría de estas prendas se fabrican en países donde la legislación medioambiental no existe o es mínima, estos compuestos contaminan los ríos y océanos sin ningún control, afectando a los animales acuáticos y por supuesto a las personas que habitan esas zonas.

Un documental muy bueno sobre esto tóxicos invisibles es este de La Noche Temática: “Tóxicos invisibles”. En él nos hablan sobre todo sobre los compuestos con fluor (los PFC) y cómo estamos rodeados de ellos, es impresionante.

¿Ha tenido éxito esta campaña?

La campaña de Greenpeace ha cerrado compromisos Detox con 76 marcas, minoristas y proveedores internacionales y ha tenido un impacto político, que ha desencadenado en cambios políticos en Europa y Asia. Las marcas de moda, en particular, pueden jugar un papel importante en transformar el sector por la influencia que tienen en proveedores y en las tendencias. Esto ya ha pasado en Italia, donde una colaboración, que se inició en la región de Prato, tiene ahora 42 empresas trabajando juntas para ser Detox.

Sin embargo tenemos que seguir esforzándonos en “desintoxicar” la industria textil. Nuestra adicción a la moda rápida (fast fashion), el creciente número de prendas que se fabrican, venden, usan y tiran está amplificando el impacto ambiental y social de la moda.

Te recomiendo ver este vídeo para entender mejor qué es la Campaña Detox.

¿Qué podemos hacer nosotros? Como ya te contamos, es importante ver la etiqueta y preguntarte ¿Dónde se ha hecho esta prenda? ¿Quién la habrá hecho? Además ahora le puedes añadir ¿Qué sustancias habrán utilizado?

Rut

Autora

Bióloga y bloguera, soy la mitad de Esturirafi. En búsqueda de una vida más sostenible y saludable.

7 Comentarios

  1. Gracias por compartir el vídeo!
    El interés por una moda más sostenible es cada vez mayor y las marcas lo saben. Pero creo que todavía van despacio en sus compromisos. La apuesta de H&M por la línea Conscious es todavía muy tímida en mi opinión. Y las camisetas de algodón orgánico que propone Zara son poquísimas.
    Leí no hace mucho que hay que lavar las prendas unas 7 veces para que se eliminen del todo los productos químicos de la ropa..
    Bss

  2. Hace algún tiempo que sabía esto y ¡me parece un tema muy interesante! Yo estaría feliz si hubiera un etiquetado mejor (de todo). A parte hace unos meses encontré que la ropa del Aldi tiene la etiqueta de "Textiles de confianza"! jajaj Me he vuelto muy fan 😛

  3. ¡Hola Rut! Hay que ver la cantidad de daño que hacemos a veces sin darnos cuenta siquiera… por eso es fundamental informarse y cuestionarse todo. Está claro que lo mejor que podemos hacer es conocer lo que pasa y decidir en consecuencia. Me parece una pena que también haya que etiquetar la ropa con los productos químicos que se han usado para tratarla… da miedo la cantidad de tóxicos que nos rodea, y que rodea al medio ambiente.
    ¡Un abrazo y gracias por el artículo!

  4. Hola!
    Si tienes toda la razón, yo también creo que las grandes podrían hacer mucho más de lo que hacen y no quedarse sólo en "quedar bien". Aunque también creo que campañas como esta ayudan a hacer presión y que poco a poco vayan cambiando las cosas.
    Un abrazo!

  5. Hola Irene!
    Lo que tendrían que hacer es no utilizar esos productos y pensar un poco más en los demás y no en ser los más ricos del universo…No creo que les supusiese tanto…
    A ver si poco a poco conseguimos algo.
    Un abrazo!

  6. Me parece una de las cosas que tenemos que empezar a exigir ya que la ropa es algo que nos ponemos durante mucho tiempo y NO deben tener ningún producto tóxico, a donde vamos a parar

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: